26 noviembre 2008

comunidades y consumidores digitales

Tampoco veo que esta vez otra pregunta del millón, como la de Juan Freire tenga el eco y la evaluación que merece. Justo lo que afirma Redes sociales: ¿modelos organizativos o servicios digitales? en el número de redes sociales de la revista el profesional de la información (resumen, pdf).

Las organizaciones hacen evolucionar las tecnologías promoviendo y apropiándose de formas de intercambio que no exijan locales, desplazamientos,... pero, ¿a partir de qué momento de apertura o de transformación en la digitalización de una empresa perdemos misión, cultura común?

Si usamos como medida al individuo, los límites reales de una agenda personal están en torno al centenar, aunque en un lector o en contactos podamos tener cientos. ¿Son red ese excedente o simple vecindario? ¿Puedo considerarlos miembros de "mi" network o tan sólo neightbourhood?

Yo me cuestiono además si la actividad de un consumidor de servicios digitales en las plataformas llamadas 2.0 es productivo o simplemente reactivo de la estimulación, casi constante que recibe de su (?) vecindario. Las redes publicitarias aportan familiaridad tecnológica y mejoran el clima organizativo. Pero también tienen riesgos y amenazas que debemos seguir revisando.

Desde luego que tenemos distintas varas de medir la organización, y en la línea de este artículo dependerá de cómo evaluemos la interacción, los resultados y la colectividad de la construcción final, lo "social" que sea el proyecto digital.

La sociedad de la información a este nivel, no es más sociedad que las anteriores, aunque sean diferentes los lazos. Y tampoco dista mucho de ser otra sociedad de consumidores, en este caso de servicios y entretenimientos digitales.
Publicar un comentario en la entrada