17 octubre 2005

algunas bases conceptuales de la coherencia textual

Un repaso a Hypernews and Coherence, de Martin Engebretsen en línea en Journal of Digital Information (vol 1, issue 7).

Para reconocer algo como texto, entre otras cualidades, contamos con la coherencia (tanto en su presentación (cohesión, unidad, etc..) como interna (Beaugrande & Dressler 1981)).

Según la lingüística del texto, la coherencia es una asignación, una aportación del lector (van Dijk 1988).

Desde la pragmática teoría de la relevancia (Sperber & Wilson 1986), esta asignación de coherencia al texto es más probable implicando la participación del lector, bajo alguna promesa de conocimiento en ámbitos cercanos a su interés.

La actividad lectora no debe desdibujar el papel del documento material en la motivación y el despliegue lector. En definitiva, la ampliación del conocimiento del lector, depende del universo de referencia citado por el texto. Si es muy escaso o desmesurado, puede entorpecer el incremento de conocimiento en el que lee y también su estimación del grado de coherencia.

Como estas cuestiones proceden de teorías anteriores a las teorías del texto y del discurso (Halliday & Hazan 1978), se han analizado durante algunos años desde el encadeamiento de frases, oraciones (sentences). Sólo pretendo recordar la importancia que en aquellas teorías se daba a los nexos o conectores, tanto en la construcción de frases como en la estructura general del texto.

No recuerdo ahora quienes incluso separaron significados de "coherencia". Para hablar de coherencia local (quizá cohesión), van Dijk prefiere introducir el término de co-texto. Cuando nos referimos al diálogo del texto con el saber del que lo lee, unos hablaron de coherencia global (del texto) y otros de congruencia (más culturalistas).

Dudo si los nexos o conectores se pueden identificar, y con la misma eficacia, en estas tres dimensiones de la coherencia (o de los sentidos próximos a los que me refiero). En cualquier caso, esta diferencia parece la base invocada en este artículo para distinguir tipos de coherencia, que después se han usado como criterio para separar tipos de hipertexto o niveles de interacción.

Citado en pdfs de este año de Javier Díaz Noci y Ramón Salaverría.
Publicar un comentario