19 octubre 2004

Los anuncios que se merece la sociedad de la informaci�

En Societat de la Informaci� i el Coneixement. Identitat i reputaci� digital, 11-10-04, Bel Llodr� se pregunta si no se estar�n equivocando los planificadores publicitarios al dirigirse a las emociones o los sentimientos del p�blico. En televisi�n y en revista m�s, pero tambi�n en prensa y radio. En su opini�n eso es no contar con el crecimiento de la informaci�n en el consumidor. �Que estamos, cada vez m�s, en una sociedad de la informaci�n!

La estrategia de marcar diferencias est�ticas y sensibles en los anuncios, parece que procede de la imposibilidad de hacer productos realmente diferentes a los otros. Porque tampoco se ha conseguido que los servicios y la calidad presumida, sean as� percibidas por los que los pagamos y usamos. Entre otros motivos, precisamente, por la cantidad y la rapidez de la informaci�n disponible, cada vez por m�s gente.
Por ejemplo, con las herramientas de comparaci�n entre grandes tiendas virtuales se igualan categor�as hasta alcanzar el precio, o la subasta, m�s baja. Listo para ir a la cesta-carro de mi compra-pedido.
No s� si este tipo de estrategias derivadas de las herramientas, y que funcionan como promociones, est�n a la altura de la sociedad que pretendemos. En mi opini�n contin�a en la Red el impersonal autoservicio, de una compra alertagada y medio consciente, en grandes superficies e hipermercados, pero con m�s informaci�n y tiempo para, si quieres, pensar en lo que haces.
Las nuevas formas de comunicaci�n publicitaria, como los nuevos negocios, se est�n haciendo por lo que empujamos por el pasillo o cargamos en pantalla sobre nuestras cestas-carritos.
�A que valores o intereses debemos apelar, desde la publicidad, si los intereses y valores socieles son los mismo con distinta edad, tiempo y tecnolog�a, pero calcaditos en la Red, o con sordina y algo amortiguados?
Publicar un comentario