17 enero 2007

Internet y símbolo: comunidad, entendimiento y distancia

Internet se caracteriza cada vez más como un territorio simbólico. Este nuevo mundo tras las pantalla, se puede ver añadido o complementario a los mundos simbólicos en los que vivimos. El aparato legal, los grupos económicos, las instituciones políticas. Propongo recuperar de los mundos "fuera de la Red" (off line) las perspectivas que podrían explicar y comprender los símbolos en Internet. Parto de unas pocas tradiciones clásicas acerca del símbolo. La función de este resumen es no repetir errores, no seguir con esquemas cortos para las nuevas realidades. Marcos Taracido ha tenido a bien incluir en Libro de Notas unas líneas que escribo sobre Internet desde las escuelas de los símbolos.

  • La hermenéutica (en cibernous, en wikipedia) es la gran sintetizadora de núcleos y raíces culturales a través de unos pocos símbolos destacados. En torno a estas obras y documentos encuentra los emblemas y las banderas de formas de entender y vivir cada época. Quizá sea la iconología la encargada de destacar el aspecto visual de lo que han ido encontrando y pensando los y las intérpretes de cada cultura.
  • Las escuelas semióticas tienen al símbolo, como una parte, o como uno más de sus signos,. Son los signos en general los protagonistas de su investigación. En sus primeras épocas, analizando sólo dentro de los límites de cada texto, en su soporte. En las últimas décadas contando también con la recepción y la información que los signos transportan, analizando su eficacia en los públicos (pragmática). El símbolo semiótico es menos histórico, más cercano al presente y a los significados que recibe en la comunidad que lo usa. Pierde algo del valor referencial y comunitario del símbolo hermenéutico en favor de un mayor facilidad de uso en contextos más pequeños (como símbolo grupal, profesional, etc.). Este símbolo es común a la lógica y al matemática así que es fácilmente compatible con la terminología tecnológica.
  • La postmodenidad encumbra de otra manera el valor del símbolo, de la imagen; pero simultáneamente lo vacía de contenido, de referencias claras, queda dispuesto para el juego y la reinterpretación (deconstrucción). Relativo, espectacular, artificial y efímero. en las caracterizaciones de unos. Como la postmodernidad se define muy poco escolástica, otros defienden, que es símbolo lo que se contruye y transforma en el diálogo social. El que nos vale ( a nosotros) queda, vale y significa. Los demás, pierden la atención y el favor del público, así que todo lo más serán reciclados por las industrias de la información. En cualquiera de las formulaciones, más ultramodernomoderno o más constructivista, el símbolo postmoderno se ajusta bien a algunas interpretaciones de Internet y puede servir de imagen para los anclajes y redes en las teorías de la web (netciencia, web sicence, entrada reciente aquí)
En esta media docena de matices sobre el símbolo quizá no se perciben las distancias a las que nos encontramos. Pero son planetas muy distintos. Alcanzar una via media, una inteligencia colectiva, debe lograr "un mínimo común divisor", una "base de acuerdos. Ahí reside el sentido fundamental y elemental del símbolo, para que pueda transitar de unos mundos simbólicos a otros. Creo que eso es lo que en última instancia, Internet está comunicando. Se proponen muchos mundos posibles, algunos se realizan. ¿Son compatibles? Sostenidos por la mismas redes, sólo comunican de verdad si se sostienen por similares, cercanos o familiares símbolos.
Publicar un comentario en la entrada