23 enero 2007

Weber y los restos del autor en el discurso enlazado

Es difícil interpretar a un pensador completo. Suele ocuparte de epistemología y métodos, se afinca en un campo, se especializa en algunas teorías, debate, se enfrenta en su madurez con detractores o continuadores. Y todo sembrado de una vida personal, no siempre reconfortante y un auténtico rompecabezas para sus estudiosos y editores de una voluminosa obra.

Max Weber cumple en casi todas. Así que sólo aparece aquí por algunas conexiones. Le gusta observar partir de fenómenos. Los explota y relaciona hasta que depura algún concepto y selecciona un mapa racional de lo complejo para contarnos una teoría social (o varias). Al final se encuentra con más poder que cultura teoría del estado. Más protestantismo que fuerzas de producción en el sistema comercial capitalista. Más estructura y proceso burocrático que autoridad y valores en su delimitación de las organizaciones y de la administración.
Cuando traza la línea y se pone a evaluar, se queda con que lo que tenemos es algo mejor que la guerra de todos contra todos o los gremios medievales. Pero no dice que sea progreso. Si no lo entiendo mal da a entender que, relativamente, esto es mejor a formas anteriores menos desarrolladas. Pero que bueno, lo que el entiende por bueno, no es.

No quiero atribuirle autoridad, por una o varias citas en concreto. Sólo poner de manifiesto algunos restos en mi memoria que pueden estar presentes cuando hablo de política, de estado, de organización. Seguro que no son los fragmentos más importantes de un pensamiento tan variado y extenso (no lo abarco). No dudo que haya errores y que son necesarias matizaciones, para contrastarlo con el "original" (el weber impreso, el weber wikipédico).

Este post es un disclaim cultural. Otro intento más de objetivar alguna de mis dependencias, de los nodos importados de lecturas y lecciones. Ni hace más coherente el discurso actual sobre asuntos parecidos, los que leemos todos los días. No es, por favor, un reconocimiento al discurso clásico , moderno (o modernista) como si fuera suficiente. Caigo en la cuenta de que está ahí y enlazo con el pasado oral, con los nodos de la memoria, para recordarme también Weber forma parte de mi discurso, de lo que estais diciendo sobre la política, la organización, etc.
Publicar un comentario en la entrada