24 enero 2007

ISCC, objetivos para un instituto de ciencias de la comunicación

Tres pilares de la mundialización de la información encuentra Dominique Wolton: uno político, otro económico y el tercero cultural. Sin dinero poco se puede hacer para consolidar una autonomía política. Con estereotipos culturales, viendo al extranjero como enemigo, poca comunicación y convivencia se dará aunque derribemos las fronteras y nos mantengamos. (L'autre mondialisation, 2003)

El prestigioso CNRS francés crea ahora bajo la dirección de Wolton y con 30 investigadores a tiempo completo, el Institut des Sciences de la Communication du CNRS(ISCC). Este pdf con las actas de constitución fija el plan estratégico que se propone hasta 2020 en torno a cinco ejes: la información, la comunicación, el conocimiento, la observación y las imágenes. Una alianza interdisciplinar, muy propia de la tradición y la historia de CNRS, que reúne especialistas de las ciencias cognitivas con muchas áreas de las ciencias sociales, para pivotar entre la técnica, la economía y la cultura ante los principales problemas intelectuales que tenemos planteados.

En Internet, petit manuel de survie (2000) no se muestra idealista con las nuevas tecnologías. Afirma que también Internet puede ser instrumento en manos de dictadorzuelos. Que puede ser instrumento para la globalización capitalista. Que podemos perder nuestras tradiciones humanistas en favor de esquemas tecnológicos poco orientados (Sobrevivir a internet, Dominique Wolton, Editorial Gedisa 2000)

Puede ser un paso más desde la revista Hermes que Wolton dirige desde 1989. En Hermes han publicado teóricos de la acción comunicativa, cognicionistas y comunicólogos para la divulgación y la constitución de comunidades intelectuales. Han destacado algunos sus monográficos de la revista sobre comunicación y política, sobre los espacios públicos, sobre las perspectivas globales, económicas, etc. de la comunicación.

Desde mis luces, creo que no han resuelto importantes problemas en torno a la identidad, fórmulas viables de cohabitación cultural o una aceptación tecnológica suficiente. En concreto, la imagen de la tecnología, puede ser todo lo europea que se quiera, sin alejarnos de los usos y servicios que muchos usuarios encontramos en ellas.

Es de agradecer que el acercamiento político de estos académicos dé como resultado una institución europea sobre comunicación. Aunque que no se plantea en directo la investigación de Internet, como los proyectos americanos sobre Web Science Research Iniciative o Net Ciencia. Y personalmente prefiero que se parta de una interdisciplinaridad más humanista y más social como se proponen para este ISCC. Hay otros institutos contemporáneos con objetivos no muy distantes. Habrá que seguir su productividad, su eficiencia. Y no me refiero ni a libros ni a patentes. Los asuntos que tienen planteados, esta investigación en comunicación, tiene que ver con presentes cercanos y no con futuros utópicos. Que participen o no en este siglo depende tanto de lo que consigan investigar, como de la comunicación de sus investigaciones sobre comunicacion. De su capacidad de dirigir o de orientar un movimiento que no espera, un futuro que se está haciendo.
Publicar un comentario en la entrada