05 noviembre 2007

Juez de menores de Granada cantando las cuarenta

Tantas veces el sentido común no es el más común de los sentidos.
Oír a este juez de menores, Emilio Calatayud en Granada, es escuchar los debates de conciencia paterna desde nuestros mayores hasta los dilemas de los padres y las madres de hoy.
Entre el autoritarismo preconstitucional y el permisivismo postconstitucional.
No pide quitar el artículo 154 y 155 de las obligaciones de los menores, deberían recordarse y mencionarse o que por coherencia social, si se quieren silenciar ponerse a ello a las claras sin ignorarlos como si no existieran.
Este colaboracionista con todos los colegios de su ciudad y con casi todos los colectivos implicados con los menores emana experiencia y buen humor. Sus propuestas no son revolucionarias, algo aguerridas y belle epoque, pero en sentido común del bueno. Ya era conocido antes por sus sentencias de arreglar las desfeitas y de prestaciones sociales. Alguno de sus condenados sacó el graduado escolar. Porque ya que no se lo sacaba por lo civil se le obligó por lo penal.

Cada vídeo (1 y 2) ronda los diez minutos, si tu descarga de You Tube no los ralentiza. En el mes transcurrido ha sido visto por unos trescientos mil espectadores.
Publicar un comentario en la entrada