25 mayo 2007

Comunicación y política cultural

Bonito revival de Eraser ( en Ecología de la Comunicación) de un texto de Jesús Martín Barbero, que revisa un cuarto de siglo (Nueva Sociedad 175, oct 2001, pdf 15 pags).
Ya llovió, pero seguimos viendo la cultura como lo que están haciendo los medios y la industria cultural.
Además de las nuevas máquinas, tenemos nuevos géneros y temas originales que hacen diversa la comunicación, pero también la sociedad y las formas de coincidencia y de convivencia.
Nuestros usos de las tecnologías afectan a nuestros modos de ver, a las posiciones intelectuales. Mientras los políticos o los mercaderes sigan sin participar en el intercambio de sentidos, sólo en la periferia de la emociones, desde "los vamos a sorprender", tampoco participarán en la construcción de nuestros espacios o esferas públicas.
Es más, sin contar con nosotros no pueden innovar, porque no han resuelto las crisis de nuestras reclamaciones o pegas, no han dialogado con otros para incorporar las ideas, que cada una/o teníamos en el bolsillo.
Son algunos subrayados personales al texto de Barbero que se preguntaba, si ayer como hoy somos capaces de orientar la cultura, de crearla. A pesar de los años y experiencias pasadas sigue pareciendo que sólo somos capaces de reproducirla, con cánones quieras o no. Sólo parecemos capaces de subencionarla, una alimentación forzada para mantener en el machito algunas figurillas que aportaron algo, quizá, no sé cuándo.
Y más que el hacer y el aportar, el hacer con otros, construir con los/as demás. Quizá el tonillo, el sonsonete sea algo trasnochado. Lo que Barbero dice no lo es.
Publicar un comentario en la entrada