14 mayo 2007

proyectos locales: innovación sostenible

Se me quedó en el tintero (del agregador) y casi me olvido de los proyectos sostenibles para el día a día (por un grupo de diseñadore dirigido por Ezio Manzini, sus artículos)
No es asunto menor ir cambiando el futuro, desde mi casa, sustituyendo un poco mis rutinas diarias por algo menos malo. Porque las "soluciones generales" tantas veces no son más que problemas tapados y diferidos. Al fin más costosas o incluso irrecuperables.
En lo que podemos hacer cada una/o, en las medidas a mi alcance tenemos menos seguridad. En buena medida porque seguimos cuestionándonos preguntas demasiado generales, y seguimos sin encontrarles "la respuesta" universal válida.
Las soluciones locales no son menos fundadas o razonables. Sólo que no pueden proyectarse en todos los casos a mayor escala. Aula ambientadas como lugar de juego, tiendas para ser visitadas por escolares donde se les educa en un consumo razonable y responsable, guardería en mi casa, conservación de experiencia artesanal, integración, convivencia y construcción intercultural... Algunas ideas conocidas, quedan muy bien diseñados por estos en los ejemplos europeos que recogen los milaneses.
Texto: Emude (book, descargable) sobre comunidades creativas del área de diseño del politécnico de Milán. Otras aportaciones desde la innovación local.

Conocí el Sustainable Everyday Projet por la cita de Juan Freire:
Se trata siempre de comunidades que trabajan a pequeña escala y que utilizan principalmente su propio conocimiento local. Algunos de estos modelos son claramente marginales en el contexto europeo, en el sentido de que se separan en sus soluciones de los estilos de vida más comunes en las ciudades (por ejemplo reintroduciendo las prácticas agrícolas).
Como en otros casos, habrá que constrolar los consumos (por ejemplo agua, tierra, abonos) yel tratamiento de sus residuos. Pero el punto de partida ya no es la crítica del "establishment" y de "las multinacionales" como en los ismos (femininsmo, ecologismo, pacifismo...) de los setenta. Los proyectos nacen de una superior distribución de información, incluso de conocimiento, tiene incluidos protocolos de control en las cabezas y los actos de sus promotores. Muy lejos de capitalismo salvaje que maximizó explotación y huída.
No he dado una revisión completa a las propuestas, así que quizá hable de más. Particularmente me gustaría conocer proyectos fallidos, y en concreto, lo que no funcionó. También es un bagaje importante y ahorraría tiempo de otros que puedan no darse cuenta de parecidos errores.
Estos sitios van calando como experiencia casi vivida. Me los tomo como una nueva demostración práctica de una falsedad muy extendida: afirmar que el 80% de los problemas se concentran en el 20% de soluciones. Son los graves daños de las soluciones generales los que ahora piden voz y tiempo para ese 80% de soluciones descartadas y para las que se nos van ocurrriendo. Concer webs como éste rejuvenece, pero también alegra.
Publicar un comentario en la entrada