08 noviembre 2004

Metadata y P2P

Interesante art�culo de Rael Dornfest, aunque se hecha de menos que relacione de forma m�s amplia el uso de metadata en el desarrollo de la web sem�ntica.

Aunque estoy de acuerdo con �l en muchos aspectos debo realizar una cr�tica a ciertos puntos en los que disiento o que creo que obvia:

- Obvia por completo el lado social de los peer to peer y la psicolog�a tanto de usuarios (que descargan) como de los rippers. La categor�a social del ripper aumenta a medida que los archivos que �l produce (por compresi�n) adquieren fama de "productos de calidad", y eso hace que se vea en la obligaci�n de cuidar t�tulos y autor�a de la obra que pone a disposici�n del resto de la sociedad. De hecho, incluso algunos rippers producen archivos zip con txt con informaci�n sobre el disco, as� como las car�tulas de �ste.
- De nuevo, tiene m�s presente el aspecto t�cnico que el social al hablar de los P2P. Es incomprensible que a estas alturas siga hablando del Napster, programa totalmente desfasado y en desuso. A�ado que: los usuarios novatos no se molestan en buscar "su P2P" y eligen el m�s conocido; mientras que los que llevan m�s tiempo en su relaci�n con la red y ya tienen estructuradas unas series de relaciones virtuales, se decantar�n por un P2P a su medida, tanto en el aspecto de velocidad de descarga, como potencia de b�squeda, como cantidad de archivos a los que puede acceder a trav�s del servidor. No olvidemos tampoco el filtraje cooperativo asociado en mayor medida en unos P2P que en otros.
- S� se necesitan est�ndares en la web a muchos niveles, pero el tiempo y los usuarios har�n que estos queden afianzados. Es un poco ilusorio que un grupo de cient�ficos se re�na para forjar est�ndares cuando a�n ni siquiera hay un formato de compresi�n de v�deo que deje al resto como al DVD frente al VHS (el DivX parece primar, pero no olvidemos svcd, cvd, cvcd, vcd, matroska, Windos Media Video, Quick Time, Realplayer Video...). Las pr�ximas generaciones, acostumbradas desde infantes a Internet, podr�an hacer que muchos de los modelos que hoy prevalecen caigan de un d�a para otro.
Publicar un comentario