30 abril 2008

lectura y actividad serena ante el diseño intelectual (Lewkowicz)

Repasaba ayer una lista de libros para pensar en Red. En Soitu hay elencos varios. Me quedé con los 42 títulos de Juan Freire. Tras pedir que incluyera a C. Cobo, caigo hoy en la cuenta que ya hace cuatro años del accidente que mató a Ignacio Lewkowicz y su esposa Cristina Corea (también autora de Chicos en Banda, Pedagogía del aburrido: escuelas destituídas, familias perplejas). De ambos he leído algo. Aunque Ignacio dice que no debemos conformarnos con la lectura ni con la historia.

En la revista Campo Grupal hay una entrevista a Ignacio Lewkowicz en la que explica la idea compleja de catástrofe y cómo es eso del pensar la fluidez de las organizaciones y de nuestros mismo conceptos.

Todo lo sólido se desvanece en la fluidez ha pasado de ser una entrevista a convertirse en un balance intelectual. Su lectura quizá sorprenda por no sorprender; exponiendo las fracturas no atemoriza. Supongo que es una decantación de su obra Pensar sin Estado, que también debería figurar en la lista selecta. Perdona Juan, ya me puse en 44. Además decanta todo el espíritu griego, originario que conoce con maestría.

Dice Luna Rocío Belén (Digicom 4.0)
Yo, que frente a las nuevas tecnologías no estoy del todo cómoda (siento que cuando aprendo algo nuevo ya es viejo) y que de alguna manera nunca llego a "ser parte", situación que en la época que me toca vivir me posiciona en el lugar de lo ajeno y por ende, por fuera del sistema; encuentro en Lewkowicz conceptos esclarecedores
(...)
Realmente me pregunto si en este fluir constante nosotros tenemos la posibilidad de elegir ser o no ser parte. Si cuando uno no forma parte del sistema solo no forma parte o si desaparece. Estamos frente a un nuevo lenguaje, lo que conlleva una nueva forma de configurar el pensamiento. ¿Estamos preparados? Son preguntas que suelo hacerme.... De igual forma cada vez que comprendo una nueva lógica tecnológica no dejo de alegrarme....me siento como el mono de 2001 cuando de repente....le encuentra utilidad al hueso que tiene en su mano....
Rocío piensa que el seminario al que asiste en Rosario le ayudará a aclararse y a salir de sus confusiones. Percibo que lleva dos ventajas. Con el espíritu griego de Ignacio Lewkowicz se difunde tranquilidad a pesar del movimiento. Además valentía. Sin miedo a manejar conceptos flexibles dejando de lado la solidez de las estructuras modernas, para medir los nuevos espacios y tiempos sin espíritu de conquista.
Serenos y atrevidos, no parece que estemos tan perdidos.
Publicar un comentario en la entrada