29 octubre 2007

Las carreras universitarias tienen ley (y plazos)

Los que trabajamos en la universidad española estrenamos el viernes 26 un real decreto, el tercero de esta legislatura, que regirá los estudios universitarios en su proceso de ajuste al Espacio Europeo de Educación Superior (pdf de 33 páginas) y de acuerdo con la última LOU.

Sobre grados, máster y doctorado se confirma lo que viene siendo vox populi y noticia desde hace tiempo. Y quizá por eso mismo ahora sea ley.
Tampoco es innovador el apartado de disposiciones adicionales que pone los plazos, los títulos de la Iglesia Católica o la formación superior en el Ejército. Como muestra de las presiones recibidas, y de lo conciliar que es este decreto, la adicional décima dice que los títulos sanitarios no deben confundirse con los títulos clásicos, por ejemplo, de médico, añado yo, esos que dieron origen a la universidad (en Montpellier, por ejemplo) y la han llevado a su reconocimiento actual (sigo añadiendo).
En estos "decretos paraguas", previos al siguiente R. D. que los derogará, hay algunos vestigios de esfuerzo regulador, y no sólo resultado del acalorado debate corporativista (se entiende de las profesiones presentes).

Se ha dado algún paso en el asunto de las "materias básicas" responsables de vertebrar y orientar las titulaciones (al mercado).

CIENCIAS SOCIALES Y JURÍDICAS Antropología Ciencia Política Comunicación Derecho Economía Educación Empresa Estadística Geografía Historia Psicología

Algunas de estas troncalidades coinciden con la de

ARTES Y HUMANIDADES Antropología Arte Ética Expresión Artística Filosofía Geografía Historia Idioma Moderno Lengua Lengua Clásica Lingüística Literatura Sociología

En las últimas décadas los Departamentos han sido espacios residenciales de las materias básicas y colonizadores de cualquier nueva rama del conocimiento que la Universidad se propusiera. Los apuntes en este R. D. parecen querer frenar aquellas batallas de taifas. Al menos si una titulación tiene la suerte de relacionarse directamente con algunas de estas materias básicas.

También se inicia un periodo de mayor autonomía en cuestión de títulos, aunque sometidos a la revisión semestral de las agencias nacionales y autonómicas de evaluación.
Publicar un comentario en la entrada