26 octubre 2007

Fronteras (Jacinto Choza 2007)

Distribuyo en cinco entradas un artículo del catedrático de antropología filosófica Jacinto Choza pendiente de edición impresa. Me parece un texto de importancia.
1.- Las fronteras culturales
2.- Nacimiento de los estados y de las fronteras geográficas, políticas y metafísicas.
3.- Fronteras temporales e identidades modernas
4.- La administración. Barreras y nudos públicos
5.- Las redes. Barreras y nudos privados

Fronteras geográficas, sociológicas y metafísicas de
Jacinto Choza, Director del Seminario de las Tres Culturas, Universidad de Sevilla
fué presentado en Fundación CIDOB, Barcelona el jueves 20 septiembre de 2007.

Sé que la extensión supera un tiempo convencional de lectura en blog. También creo que su contenido merece esta excepción. Jacinto es amigo personal, pero creo que eso no merma un ápice lo que aquí afirma y critica. Para que a otros resulte más sencilla la lectura o situación en sus afirmaciones también he dedicado bastantes horas más a esta tarea, que a la selección y redacción diaria que acostumbro.

El año pasado, el profesor Choza me sugirió postear otro artículo titulado Comunicación Intercultural.

En algún otro blog hay textos suyos como este Elogio de los grandes sinvergüenzas, fragmento de su libro La supresión del pudor (1980).

2 comentarios:

sarónico dijo...

A veces las mentiras más elaboradas caen por un simple detalle que las derriba como un castillo de naipes. Así la ley de la falsificación histórica.

García Atadell, socialista de rango intermedio, fue el paradigma del chequista, un modelo para los miles de ellos que ahora presenta el gobierno en su ley como luchadores por la libertad víctimas del franquismo, al lado de personas inocentes como Peiró o Besteiro, a quienes sí se puede considerar víctimas. García Atadell robó, torturó y asesinó a mansalva, y la prensa le felicitaba por su enérgica labor, pero cometió la equivocación de marcharse a Francia con el producto de sus expolios en lugar de compartirlo con sus jefes, y de ahí vino su desgracia.

Para el gobierno, los miles de García Atadell, como los asesinos etarras, son héroes de la libertad, víctimas de “leyes injustas”, etc. Lo cual solo quiere decir que se identifica con ellos, intentando blanquearlos fraudulentamente con las víctimas inocentes, que también las hubo.

La vocación atadelliana del PSOE –no de todo él, pero sí de su sector dominante– la hemos visto en su pasmosa corrupción, en su terrorismo desde el poder, en sus ataques a las víctimas del terrorismo, en su colaboración con la ETA y los separatistas contra la Constitución y la unidad de España… Es preciso recordar constantemente estos datos porque, si no, esta gente seguirá ganando la partida.

Queda el hecho asombroso e irrebatible: los herederos de García Atadell hacen las leyes hoy en España. Ni más ni menos.

dan3 dijo...

Con unas propuestas como las de Choza, preferiría que los comentarios tuvieran relación.
Entre el polvo de las guerras, mal se ven las culpas. Es la madre de todas las desgracias, buena para nadie, prostituta de muchas vidas y conocimientos. No es sólo pasado. También es recurso fácil y más permanente desde que decidimos ahorrarnos los avisos y declaraciones públicas y mantenerlo como forma de relación internacional o de política.