11 septiembre 2007

Identidad

Dando vueltas por los blogs de temática corporativa buscaba un glosario menos tópico y convencional para uno de mis cursos. Visto el tiempo y el escaso éxito, me doy pues a la meditación sobre la identidad. Con el hambre y la hora que es algo debería salir.

En el discurso propio y de mis colegas, identidad se refiere al menos a cuatro dimensiones:
  1. la historia, de lo que vienes siendo
  2. la presentación o la presencia, algo más cambiante
  3. la imagen o la percepción ajena, no siempre atenta, ni justa; y
  4. la proyección o las ilusiones que motivan tu camino.
Hasta este punto, poco cambia si hablamos de identidad personal o colectiva.

1. En el mundo anglosajón del Curriculum Vitae, eres lo que haces. Y da igual de qué oportunidades o favores disfrutaras. Si pasamos de la estadística y los grandes números, la microhistoria es la que ha tejido mucho de lo que creemos, amamos, etc.Y poco puede hacer un curso para cambiar los valores, actitudes, creencias... Por suerte, ya que aportan la estabilidad de lo que somos, en particular o en grupo. En este sentido las identidades históricas son de medio o largo plazo y se pueden considerar esencia, sustancia, fundamento, base y demás.

2. Conforme envejecemos, la identidad histórica concuerda menos con la identidad aparente: más barrigudo, más calvo. Para los que sólo ven el mundo por los ojos damos peor imagen. Y eso difículta que veamos a los pequeños como realmente son. Llama a la vista lo que tienes, lo que vistes, las tarjetas. Las empresas mayores retocan algo su logotipo, casi cada temporada. Esto no significa que den grandes avances en ser más de lo que eran. La historia de muchas grandes es la historia del más de lo mismo y de sus copias, mientras siguen vendiendo. Su capacidad de presentarse es mejor que la del ciudadano de a pie, pero su capacidad de proyectos, no.

3. Una de la crisis congénitas de la comunicación se debe a que no nos ven como nos presentamos.
Para complicar esta profesión de comunicación: la identidad social nace de las conversaciones. La imagen procede de lo que dicen (escriben, fotografía, etc.) de nosotr@s. A veces no nos gusta, pero cada día estamos aprendiendo lo que somos, al menos de quienes nos miran y escuchan.


4. Cuento más niño o jóven seas, más eres proyecto que realización. Los currícula breves pueden ser las mayores oportunidades en el entorno. Valorar, entrever... los deseos, las ilusiones que motivan unos actos forma parte de otro sentido distinto de los anteriores.

La identidad histórica es táctil, trabaja con pesos y medidas (no siempre de precisión).
La identidad aparente se confunde entre los brillos y la vista cansada de tantas imágenes.
La identidad social es sorda a tus quejas y sigue más los murmullos y el ruido, cuando viene de muchos.
La identidad próxima está esperando el buen olfato de las cualidades humanas.

Se puede tratar la identidad como estructura o como proceso. Te puedes asignar una como más destacada. O seguir el curso de tu evolución: desde las oportunidades que te dió la vida (en ciernes) construyendo tu biografía, con los demás, en pos de otros sueños que te quedan por cumplir. Pero desde hoy siguen formando parte de tus amores, de esa parte de realidad que eres y que no eres, al menos todavía.

Más (2013)

citas sobre identidad en Tumblr http://comunisfera.tumblr.com/tagged/identidad

imágenes y representaciones en Pinterest http://pinterest.com/comunisfera/portfolio-identity/
Publicar un comentario en la entrada