19 septiembre 2007

estamos fatal

hay males extendidos y no somos conscientes

me dirigía a la facultad con la cabeza en la agenda
un anciano con bastón camina despacio por el puente sobre la vía férrea
se detiene apoya el bastón y pone un pie sobre el balaustre metálico
me detuve para girarme hacia él

con tranquilidad,
el anciano comenzó a atar los cordones sueltos de un zapato

moraleja:
estamos peor de lo que creemos
y el pensamiento oblicuo salta antes que el supuestamente normal
Publicar un comentario en la entrada