27 febrero 2005

"La loter�a es el primer producto de marketing viral de la historia"

... as� es como empezaba el art�culo titulado Loter�a y marketing viral ubicado en el blog de Atalaya. Y ya que el domingo pasado habl�bamos de lo extendido que est� el marketing viral en la actualidad y las posibilidades que apunta, me pareci� interesante (aunque solo sea como an�cdota) nombrar este art�culo en el que se aporta una innovadora visi�n de los or�genes del marketing viral...

La loter�a es el primer producto de marketing viral de la historia. Cada persona usa su red social para vender y adquirir billetes de loter�a, en un ejercicio de minimizaci�n de la cara de gilipoyas que se te puede quedar en caso de que a alguien de tu red social m�s cercana le toque, te haya ofrecido el billete y t� no lo hayas comprado. En realidad, las probabilidades de que te toque un billete es �nfima. Cualquier persona en su sano juicio no compra loter�a. Pero la compra de loter�a no es un ejercicio de maximizaci�n de posibilidades, sino de igualarlas con los nodos m�s cercanos de la red. Por eso se participa en el 'd�cimo del trabajo'. Por eso se compra en el supermercado. Qui�n puede aguantar a la vecina del quinto, o a la frutera del mismo supermercado, con una cadena de ositos Tous puesta encima del mandil. Qui�n puede soportar que al lado de la plaza en el garaje le aparque un Porsche Cayenne. Nadie. �D�nde has comprado t� la loter�a? Es la pregunta de moda. Con todo y con eso, que haya suerte. Esto... �ser�a demasiado tarde para comprar una participaci�n de un c�ntimo en el n�mero que vosotros, lectores, hay�is comprado? �O que os compromet�is por escrito a no decir nada en caso de que os toque, en caso contrario?

... como ocurrencia no est� mal, pero aunque no deja de ser una de las m�ltiples puestas en pr�ctica de esta t�cnica, seguro que si profundiz�semos un poco encontrar�amos or�genes algo m�s antiguos. Simplemente, por poner un ejemplo, el descubrimiento del fuego, seguro que la generalizaci�n de su uso fue debida al que hoy llamamos marketing viral �no? Supongo que es irse a los extremos, pero... bueno, que si nos ponemos a buscar or�genes seguro que nos vamos a�n m�s lejos. Conste que la reflexi�n de Juan Juli�n Merelo, a quien pertenece la bit�cora Atalaya, dejando a un lado lo anecd�tico, no deja de ser interesante.
Publicar un comentario en la entrada