05 junio 2008

aprendiz cooperativo

Se puede aprovechar un día aunque estés 7 horas en un curso. No digo tener el equipo navegando en cualquier otra cosa (no iba el wifi). Interactuamos con los vecinos, conocidos y extraños. No estaba Miguel Valero (blog, medio wiki como cuando ponemos (me incluyo) los apartados de un curso). Otros dos "pesos pesados" del grupo de interes en aprendizaje cooperativo (GIAC) del ICE de la UPC, diciendo que nos venían a explicar, nos hicieron sudar la camiseta. ¡Qué envidia, de la mala, viéndo cómo nos miraban cavilar y debatir!

Javier Bará Temes daba las pautas: hay que planificar, con flexibilidad, compartir y discutir, hasta alcanzar un acuerdo en lo compartido y capitalizado como conocimiento por cada grupo. Lo evidente goteaba como experiencia muy trabajada a lo largo de años. Se les escucha mejor por que son ingenieros. A los pedagogos los tenemos en menos cuando dicen algo parecido.

Ha muerto el inventario del saber, el currículum enlatado. Nos formamos para hacer algo que no sabemos muy bien como será dentro de unos años. Se acabó aquello de que con el título podrás seguir curando o haciendo puentes toda la vida. El aprendizaje no acaba (Life-long Learning) mientras tu no digas, lo dejo. Además del aprendizaje aceptamos otros valores emergentes como expresión y comunicación (idiomas), trabajo en equipo, imaginación e innovación, toma de decisiones, gestión de recursos humanos, asunción de responsabilidades profesionales y éticas.

En concreto las leyes sobre los grados universitarios establecen como competencias básicas: comprender conocimientos básicos, aplicación a trabajos, capacidad de reunir datos relevantes y juzgar (socio-cult), transmitir y comunicar información a públicos especializados o no, que puedan seguir estudios posteriores, capacidad de resolver problemas en entornos nuevos, capacidad de sintetizar e integrar conocimientos, capacidad de debatir y comunicar conclusiones (2 públicos), habilidades para aprendizaje L-L L

Con Joan Domingo, a lo largo del día han insistido en concretar y definir con precisión los objetivos formativos y los criterios de calidad/evaluación/recompensa que los estimulan; como paso previo antes de fijar las tareas y tiempos para cada pequeño grupo que quiere aprender más allá de la suma de los trabajos individuales. La filosofía de base es la de los Johnson con otro elenco de materiales y recursos. Particularmente me agradaría que en algún momento Javier Bará tuviera ocasión para explicar todo lo que esconde cuando baja la voz y dice "y a veces no". En un día plagado de alabanzas a las virtudes y eficacia del aprendizaje cooperativo (los grupos destacaron las cualidades 1, 2 y 6 nosotros hablamos además de 14 + 7, 8, 12). Digo que después de las alabanzas y ejemplos, cayó varias veces la coletilla "y a veces no". Creo sinceramente que en esa relativización de una de las tendencias educativas más consolidadas y extendidas se encierran las claves de las próximas renovaciones del aprendizaje. Espero poder arrancarle algo más concreto en la sesión de mañana a ese "y a veces no" del gallego-catalán Javier Bará.

Otras fuentes para el aprendizaje cooperativo: Spencer Kagan (Estructuras), Shlomo y Yael Sharan (Investigación en grupo), Elizabeth Cohen (Instrucción Compleja), Johnson & Johnson, Robert Slavin y John Dewey.

Publicar un comentario en la entrada