23 marzo 2007

Blogs, política y universidad

Los blogs llevan influyento en la información que procede de los gobiernos universitarios desde hace años. Esta influencia bloguera en diarios universitarios se entiende porque suelen publicar desde gestores de contenidos y suelen hacelos personas cercanas al mundo digital.

Sin embargo no se nota en el estilo ni en los procedimientos (pocos enlaces, nunca a blogs) tampoco muchas referencias a otras universidades. Pero sí cierta sensibilidad con asuntos que preocupan en la blogosfera. Como pasa en otras formas de periodismo gubernamental.

En el cuestionamiento general de los medios informativos caen antes estos diarios universitarios. Porque no se valora su función más allá de los objetivos de imagen o electorales y por los costes de una pequeña estructura continuada a lo largo de años. El Duvi en mi Universidad murió en Febrero allá por la negociación del convenio colectivo pendiente desde 2005; había sacado más de 2000 números. Este tipo de diarios puede ser resucitado. Aunque por cuestiones monetarias es previsible que se reduzcan a agendas de eventos y se sostengan por voluntarios, por ejemplo, de Facultades de Comunicación (blog en la web de mi Facultad)

Además de la información desde y a favor de los gobiernos universitarios, un uso directamente electoral ensayaron algunos de los candidatos en las elecciones rectorales del año pasado. Ganaron los candidatos con blog de Santiago y Vigo. Perdió el candidato con blog de la Universidad de Minho. En los casos gallegos, el blog del Rector era un elemento decorativo añadido a las costosas campañas que lanzaron desde sus cargos los que se presentaban para ser reelegidos.

En 2005 los blogs políticos alcanzaron prestigio en Estados Unidos por los cronistas y analistas (algunos se forjaron esos días) que contaron y se acercaron a aquella reelección de Bush. En las elecciones autonómicas catalanas, los blogs reflejaron la madurez que tenían en esa comunidad. En las elecciones autónomicas vascas también se alcanzó diálogo social más allá de los blogs editorializados de los candidatos. A pesar de un oportuno lanzamiento de hospedaje blogs para Galicia, antes de sus autonómicas, en elecciones gallegas. com no se consiguió un discurso social algo indepediente del discurso político de partidos, que ya estaba representado y publicitado en la prensa local.

Los asesores políticos van sabiendo más de blogs y desaconsejan que antes de unas elecciones los candidatos se lancen a escribir uno. Uno debe llevar un tiempo de contacto con aquellos miembros de su comunidad que conviven con tecnologías digitales. Más si se dedica a la política.
El rector de la UAM madrileña, salió primero, y con blog en su web, que siguió publicando hasta poco después de ganar. Comocido el resultado se animaron otros candidatos. Los casos cercanos citados más arriba repitieron también el ejemplo de considerar el blog una herramienta electoral y de dejarlos sin más información alcanzado el gobierno. En general todos tuvieron pocas visitas y casi ningún comentario durante las elecciones, estimo que por la poca familiaridad con el blog, de los que escribían y de los que comentaban. Desde algunas comunidades blogueras de profesores, mezclándose cierta fobia política, alguno de los candidatos recibió cierta contestación. Pero no se padecieron peligros importantes de exposición a al intemperie digital.


Estos usos políticos y electorales de los blogs no se repetirán en las próximas elecciones universitarias. Porque la experiencia en blogs y en spaces se extiende rápidamente entre los más jóvenes. También porque algunos políticos, de todos los partidos mantienen sus blogs como fuentes de información y de comunicación con afines y extraños. El tiempo dirá cómo evolucionan estos usos bajo la atenta mirada de los partidos políticos.

La Universidad, en general, padece una parsimonia institucional y una parcelación en califatos poco compatible con la información frecuente y el pluralismo de opiniones en los blogs. Al menos en lo que describo como uso político de los blogs, la Universidad que conozco no está interesada en que los profesores ni los alumnos tengamos blogs. Para hablar de nuestras Universidades y de su futuro, desde luego no.

Pensaré si otros usos de los blogs pueden ser mejor recibidos en los campus académicos y solventados los miedos, apostamos por algo más de libertad y algo más de innovación.

Artículos relacionados
candidatos a rector con blog
de la información de partido a la comunicación política
Publicar un comentario en la entrada