03 abril 2006

Medios y los demás en 2.0

No puedo recoger todo el debate suscitado por el blogfesor Alejandro Priscitelli, Educación y Tic (en Educ.AR) cuando abrió la cuestión el mes pasade con Por qué la Web 2.0 no se convertirá nunca en los Medios 2.0.
Los buscadores en blogs (Technorati, Google Blogs) indican que muchos blogueros de especialidades informativas y tecnológicas no han querido dejar pasar la reflexión.
¿Personas 2.0?
La tesis de Priscitelli es que complicamos la vida la usuario con el "haztelo tu mismo que esta aplicación es fácil y se ajusta a tus preferencias". Que con eso plantamos a la mujer y al hombre de la calle delante de un rascacielos de información donde filtrar y seleccionar es más difícil que cuando simplemente teníamos que tragar las píldoras informativas preparadas en serie.
Entre los comentarios al post y la larga cadena que he terminado leyendo creo que el autor tiene razónal no suponer que cada uno vamos a tener más fuerza de voluntad, más ganas o más interés de las que hoy día tenenemos, repito, cada una/o.
Parte del fracaso de cada nueva tecnología ha sido superar su propio mito. Con los diarios, con el cine, con la radio, con la televisión... no habría ignorancia, no se repetirían la horribles guerras. La naturaleza de la persona, la que nos vamos construyendo es más ritualista y conservadora de lo que esperamos ante algo nuevo. Yo me apunto a los viejos, si depende de la edad eso de pensar que la innovación no va a ser radical.
Eficacia 2.0
No coincido con Alejandro en lo demás. Soy de los jóvenes que creen que los medios sí serán y pronto, 2.0. Sencillamente porque el ritmo de adopción de tecnologías digitales es muy superior a la socialización de tecnologías más pasivas, que requerían menos esfuerzo del usuario (receptor). Este cambio de rutina puede ser cambio de estilos o de mentalidades si conseguimos entender hacer un 2.0 que no multiplique los problemas con lo que resuelve.
Por ejemplo, creando los menús de sección o de contexto en la línea de las decisiones de los usuarios y separados de los menús generales o de navegación. Lo explican unos ejemplos de Gerry McGovern en Web navigation is about moving forward. Es sólo un ejemplo, pero si diseñamos los espacios aceptando la decisión y las experiencia adquirida por los usuarios no estaremos volviendo al escenario de partida. Daremos, por tanto, algún pasito. Los fines y las direcciones se tendrán que revisar en el camino. Y no todos los caminos serán buenos. Pero ni estamos ante la información editorializada por las agencias, los políticos y los grupos mediáticos; ni tampoco ante el solipsista y voluntarista esfuerzo de Sísifo, volviendo cada día a subir la roca informativa a la cima de la montaña para que vuelva a caer por la ladera contraria.
E pur se muove (la generación digital)
En el camino de la agregación y la colaboración no sólo aparecen comunidades nuevas. También se ven formas y estilos de pensar y de resolver problemas que no siguen a los acostumbrados.
Y mientras reflexionemos sobre ello, con tantos y tan cualificadas notas sobre esta entrada, podemos andar confiados de que contamos con mejor información y utillaje, que con los que hemos construido los últimos años de este pobre mundo de todos.
Publicar un comentario en la entrada