01 febrero 2008

Educación de comunicación en el congreso AE-CI

El último panel general trata la realidad y las relaciones América Latina - España. Empieza José Antonio García Galindo, en la Univ de Málaga, dice que falla el modelo de investigador individual y la acreditación o reconocimiento individual por currículum ad hoc (los congresos que salen, las revistas que admiten publicaciones sin peajes, etc.) Repite la crítica de obstrusismo en Ciencias Sociales, por juristas, economistas... y demás "consolidados" en los rankings de impacto y en los lobbies de los financiadores de grupos e investigadores. Habrá que ver lo que dan de sí los nuevos grupos más policéfalos y multilocales de investigación que asegura ver en perspectiva. También insiste en la especificidad del grado universitario de comunicación, incluso como modelo de académico y científico para otros países europeos donde la tradición es sólo profesionalista y no siempre académica. Para mostrar nuestra especificidad con la apertura y transversalidad de nuestras aplicaciones sectoriales de la comunicación el estatuto científico clarificador debería ser más claro y compartido de lo que he percibido en este macro Congreso fundacional, tan bien organizado, mejor incluso que en años pasados por estudiantes y equipo gestor de la Facultad en Santiago de Compostela.

Jacques Guyot, interdisciplinarista, considera que las ciencias de la información y de la comunicación han sido cuestionadas por la tradición socio-humanística más tradicional así como también por las especialidades tecnológicas académicas. La lenta introducción de algunas tecnologías, en el caso francés por ejemplo la telefonía y la televisión añaden peculiaridades propias. Sólo cuando las TICS (no sé si dijo CIC) se ven como salida posible para las crisis contemporáneas empezamos a importar. El bagaje ilustrado de la alta intelectualidad (semiótico-inclasificables) su periferia universitaria, casi siempre fuera de ellas (Kristeva, de Certeau, etc) hace que no se involucren en el diseño y reflexión de estas ciencias. Las peculiaridades de los medios de comunicación, su recepción, análisis semióticos dan legitimidad y reconocimiento administrativo desde mediados de los medios. Aunque sólo lo conozca como un vasto y complejo campo de estudio subraya que la complejidad que aporta beneficia a las ciencias sociales implicadas en ellas. Con las Facultades y la docencia de 500 profesores se relanzan algunas líneas de investigación: hen economía política, usos sociales, análisis de discursos y representaciones y retorno a la historia para acabar con la dictadura del "tiempo corto", no sé si quiere decir actualidad, presente, just in time.

Bárbara Mazza presenta en italiano los grados vistos desde el Observartorio primero local y luego nacional en la Sapienza (Univ. Roma). Desde su punto de vista la comunicación, es ciencia y una ciencia clave en el desarrollo del resto de las ciencias sociales. No es el tema ni los datos que da pero se trasluce por el tono y los comentarios

En este panel o congreso esperaba coincidir con Manuel Pinto, Octavio Islas y tantos otros. No pudo ser, queda para el siguiente encuentro. Sí, me voy reconciliando con la academia y repetiré cuando vea espíritu abierto y empuje por hacer cosas en próximas convocatorias de congresos.
Publicar un comentario en la entrada