07 enero 2008

Evaluación

No estaría mal que nos propusiéramos fomentar y evaluar la sabiduría, la inteligencia y la creatividad.
  • la creatividad de pensar en un mundo mejor para todos
  • la expresión analítica suficientemente clara de lo que se propone y a la vez comprensiva de las propuestas de los demás
  • la inteligencia práctica como para exponer y periodificar adecuadamente los proyectos y
  • la sabiduría de entender y relacionar los bienes que suponen para los demás y el medioambiente
Sigo en esta propuesta la recomendación de JJ Brunner. Cita una revista estadounidense de psicología y medición de rendimientos. En el fondo las ideas de Robert J. Sternberg que corrigen la competitividad congénita de su país a trávés de propuestas más sociales y abiertas. Creo que es suficientemente conocido. Por lo menos alguno de sus epígonos como Daniel Goleman, el de la inteligencia emocional es muy leído.

Creo que la evaluación debería ser continuada si hay orientación y periódica si tenemos objetivos de medio plazo a conseguir en un tramo de formación. Sería un placer que la evaluación pudiera ser colectiva y pública, cuando se centrara sobre trabajos grupales, en los que también se revisara la dirección. Al final la utopía pide una evaluación social, cuando pública quede estrechada en unos pocos. Pero todo eso no es asunto de hoy. Termino citando las palabras de Sternberg que motivaron esta entrada:
The model that underlies our assessments is called WICS, which is an
acronym for wisdom, intelligence, and creativity, synthesized (Sternberg, 2003).
The basic idea underlying this model is that active and engaged citizenship and
especially leadership require individuals to have
(1) a creative vision for how they intend to make the world a better place,
not just for themselves, but also for their family, friends, colleagues, and
others;
(2) the analytical intellectual skills to be able to explain why their
vision, and that of others, is a good one;
(3) the practical intellectual skills to be able to execute their vision
and persuade others of its value; and
(4) the wisdom to ensure that their ideas represent a common good, not just
their own interests or those of their friends or family. Can we apply this model
to assessments that can be used in schools? We have done a variety of projects
suggesting that we can.
Publicar un comentario en la entrada