22 enero 2008

el paro no es el destino de los movimientos sociales

Encadeno algunas reflexiones al artículo de mi colega Daniel Innerarity (Univ Zaragoza).

¿Los movimientos sociales en el paro?


(en blog Anboto, en El Correo Digital- Vizcaya (con error en titulares) o seguir el grupo google del colectivo Anboto).
  • ¿olvidan que son movimientos o se han cansado de esperar que los partidos y otras instituciones se reformen)
  • formas alternativas de política no tienen por qué ser peores que los "magníficos" ejemplos de gestión de nuestro día a día
  • la sociedad civil, ciudadanía o movimientos sociales no son pureza inmaculada y solidario desinterés, cierto: en la apariencia de sus limitaciones, más visible están la oportunidades de diálogo... y a partir de ahí lo que se pueda
  • ofrece cierto espacio y público más allá del tragar y estar calladitos/as esperando el gesto del jefe
  • los movimientos sociales pueden ser básicamente anti, quizá la mayoría y quizá en eso se agoten sus oportunidades. pero son movimientos por la conciencia que dejan más que por sus logros a corto plazo donde tampoco tienen muchas posibilidades.
  • tengo serías dudas de que los movimientos sociales pasen a quedar en paro al cabo de un tiempo; aunque pierdan relevancia, luego lo que pretendían, la pelota, no siempre queda en el tejado de alguien (institución) o no ve cómo ponerle el cascabel al gato
Fui amigo de Dani y hace años que no nos vemos. No se extralimiten de mis palabras conclusiones. Lo considero una de las personas, raras avis, que más en serio se están planteando problemas cruciales de nuestro momento.
Tengo pendientes otros textos de mi tocayo como el premio Espasa de ensayo de 2003, La sociedad invisible. Aún tiene menos disculpa que aún no haya leído El nuevo espacio público (Espasa) de este militante del PNV que según El confidencial ha leído Zapatero y recomiendan otros socialistas.
Publicar un comentario en la entrada