13 noviembre 2006

The Guardian ensayo mediático de blogs y culturales

Las páginas de cultura, Arts & Entertainment, de The Guardian se presentan en forma de blog con la posibilidad de conocer los temas y autores, además de las secciones clásicas sobre teatro, libro, poesía, tv... Lo principal es que los destinatarios de la cultura pueden opinar y sugerir sobre ella.

En estos días de experimento hay seis entradas sobre teatro y sólo 2 sobre ipod. Pero eso puede cambiar. Se han dado de alta más lectores que críticos, pero los del periódico y otros personajes de la industria cultural cuentan con foto. Los "supporters" culturales también aportarán pronto su propia imagen. Quizá lleguen a cobrar por columnas editadas. (Se habla tanto estos días de post y pago que mi memoia casi los identifica.)

Me gusta pensar que la disculpa de los creadores tiene, por fin, voz y puede oirse. La creación artística tiene más cerca la invocada vara de medir "la calidad del arte". Sonarían algo a lata, las voces de los comentadores del blog cultural en un diario, si se mezcla el posting patrocinado. Toda mención, cita, ovación o abucheo es parcialmente patrocinio. Sin contrato, pero apoya. Personalizar, identificar esas voces, las pone a tiro de los caza - públicos o de los nano empleadores.

El experimento de los blogs culturales tiene consecuencias y cambiará algo en el mercado y en la industria cultural. La crítica ha ocupado un papel destacado en la construcción y aportación de públicos a los espectáculos y los géneros del momento. Se prueba con los blogs no para crear nuevos intermediarios. Aunque algunos neo-críticos se formarán entre estos blogueros. En un plazo más corto, se desea medir la capacidad de convocatoria de opiniones. Si medimos el número y la calidad de los comentarios podríamos reestructurar las subsecciones de cultura. Quizá se justificaría que hablaran de danza, de video-arte o mob-arts. También se puede hacer más sensibles a las vanguardias estos suplementos. Porque ya se sabe que con un staff y una estructura arte y cultura son las obras de los conocidos y referidos, a veces de los gustos de los que firman esas páginas. Y con el tiempo suelen acabar en historiadores de sus respectivas secciones.
y la renovación de nuestra superestructura de ilusiones, proyectos y futuros.
Publicar un comentario en la entrada