07 noviembre 2006

Clifford Geertz, in memoriam

Hace unos días falleció uno de los más sugerentes antropológos de la cultura.

Harold F. Linder, más conocido como Clifford Geertz ha sido el maestro de la etnometodología antes de ser una metodología exportada y expansiva por multitud de ciencias.

Con una clara opción por la interpretación frente a la explicación y el experimento.
Pero fuertemente basado en la percepción, la descripción y los anclajes en la realidad que rodea al investigador.

Copio de mi amigo Manuel Pinto la relación de sites con lecturas complementarias.
Gracias, Manuel.

5 comentarios:

naxos dijo...

Pues vaya cosa, no supe de su muerte sino hasta ahora. De golpe me vinieron a la mente los aspectos antropológicos que Geertz aporta en su libro "La interpretación de las culturas", los cuales se me quedaron muy presentes. Una de las lecciones que nunca voy a olvidar de Geertz es la de tratar de contemplar a la idea de la cultura como un concepto que impacta en la idea de hombre: Geertz decía que "somos animales incompletos o inconclusos que nos completamos o terminamos por obra de la cultura". Por otra parte, fue de los primeros en asumir el quebranto de la disciplina antropológica, en el sentido de considerar a la etnografía como un ejercicio de autorreflexión y compromiso que no puede ser contemplado superficialmente y sin considerar su influencia en la propia experiencia. Él no se cansó de señalar que el etnógrafo tendría que llegar a una descripción densa de lo que observa, interpretando los símbolos que yacen superpuestos uno con respecto al otro, y que constituyen el magma propio de cada cultura. Por esto y por muchas cosas más, me parece que su obra no dejará de ser importante en mucho tiempo...

dan3 dijo...

gracias por compartir tus recuerdos literarios y sentimientos, muy cercanos y similares a los míos. A pesar de los kilómetros de agua y las culturas maternas que nos separan Geertz nos ha clonado con acierto.
un abrazo

Naxos dijo...

Muchas gracias a ti Daniel por el detalle de anunciarlo. Sospecho que debe haber otros intereses en común que también hagan vínculo, y estaría bueno descubrirlos en la medida de lo posible. Por lo pronto me tomé la libertad de enlazar tu blog, porque me parece que vale la pena. Te dejo un gran saludo y nos leemos.

dan3 dijo...

también te tengo a mi derecha.
nos leemos

Anónimo dijo...

Clifford Geertz llegó a nuestra promoción a través de la dilecta maestra María inés Valenzuela Ferrari. Ella nos desplegó la sapiencia de este gran antropólogo en esos ejercicios rituales como la Riña de Gallos en Bali o en la profundización metodológica de la entrevista en profundidad. Para estudiantes de Historia dispuestos más a la reconstrucción mental de procesos retroactivados por técnicas de interrogación parciales, acceder a métodos centrados en la empatía, demandaba ejercitar la recuperación del análisis vivo, esto es, de la interacción con estructuras sociales enmudecidas por el etnocentrismo.