24 febrero 2006

[Blogging Communication] Espacio comunicativo del blog

El blog ha cambiado mucho en poco tiempo, de la aplicación en html a los servidores gratuitos (o con publicidad contextual) que ofrecen sencillas y manejables aplicaciones de edición en línea para la comunicación. El soporte arroja otra imagen social, más perceptible, de un entorno colaborativo, meritocrático y de libre acceso. En general, poco amigo de la publicidad convencional, tampoco es demasiado crítico de la publicidad no intrusiva o de la promoción interesada, siempre que sea declarada y pública (full disclosure). La primera sensibilidad hacia la innovación tecnológica encuentra hoy una amplia expresión de los valores humanos y ecológicos más extendidos, sin dejar de ser sensible a valores emergentes o nuevas propuestas de sentidos y de estilos vitales.

Formalmente se pueden detectar abandonos o restricciones a costumbres o componentes declarados clásicos en momentos anteriores del blogging. Pero después de discusiones sobre control, o incluso cierre de comentarios, se comprende que especialistas en tecnología y cibercultura como Nacho Palou, Álvaro Ibáñez («Alvy»), Javier Pedreira («Wicho») no gasten el tiempo y energías que tienen para Microsiervos, en el control de abusos comerciales y de spam en sus comentarios. La gestión de sus comentarios es un componente esencial del blogging. Pero esta decisión no ha sido la primera, ni la más radical en la blogosfera, y no se percibe pérdida de interés o de calidad con respecto a otras referencias tecnológicas como Error 500 o Xataka.

La cuestión social en el blogging llega más allá. Intenta que los contenidos blogs estén disponibles a voluntad de los lectores-usuarios. El autoservicio de contenidos afecta cuestiones de diseño, de recuperación, agregación o sindicación de preferencias, sistemas de clasificación colectiva (folksonomías) o de puntuación y votación también social (digg , menéame y otras fórmulas centradas en categorías o especialidades).

A formulaciones estrictas de la interacción, la comunicación o el conocimiento se le cruzan fórmulas para ganar presencia, visibilidad o "autoridad". Como un medio camino con anteriores cuantificaciones de audiencia, de los groseros puntos de impacto que a veces se cuantifica como publicidad. Un lenguaje numérico simplifica el horizonte complejo de la Red y lo traduce a términos comprensibles para algunas formas de negocio. Esta vía puede ser moneda y sostén de las bitácoras. Con eco más lejano la bitácora puede ampliar y mejorar sus servicios. Lo menos replicable en todo este proceso es la idoneidad y el acierto en la gestión de comunicaciones crecientes y decrecientes.
Publicar un comentario en la entrada