06 mayo 2008

Xan Bouzada in memoriam (1951-2008)

Hemos despedido a Xan Bouzada Fernández (ya con entrada wikipedia en galego, una de sus canciones favoritas?). La prensa local no ha sabido dar alguna semblanza aceptable. Tampoco creo que me corresponda a mí. Somos colegas desde la fundación de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación, pero trabajamos en investigaciones separadas administrativa y artificialmente. Y sólo en contadas ocasiones tuvimos conversaciones de altura, con tiempo por delante.

A la vuelta me preguntaba mi hija de corta edad si era una buena persona. Le respondí que muy buen hombre. Lo destaco por encima de su valía docente o académica, bien conocida por alumno/as y colegas. Recogeré solo dos anécdotas personales. Y eso que debe ser una de las principales autoridades en políticas culturales gallegas, pero en la madurez en la que se encontraba nos ha dejado sólo con una muestra del poder de su obra. (publicaciones en Dialnet).

Las dos anécdotas se refieren a algo que ambos amamos desde posiciones diversas: la educación y la cultura. En la reforma anterior del plan de estudios, desde sus vastas humanidades defendió con razones una formación generalista. No recuerdo que levantara la voz ni que perdiera una aristocrática delicadeza de formas cuando más pasional le oponía mis propuestas, no hacia una formación especializada, sino más bien ad hoc, pero no en la línea que prefería Xan. Pero él escuchaba, comprendía y disentía como es muy raro ver en la universidad.

El otro motivo de debate era quizá uno de los leitmotifs de su vida intelectual: la idea de cultura. Cuando nos empezamos a conocer nos fijamos más en las diferencias. Con los años creo que estábamos más cerca de lo que me parecía. Pues bien, sabiéndolo, y perteneciendo a otro ámbito de conocimiento, me ofreció participar en el primer monográfico sobre los desafíos de la acción cultural, que coordinó para la revista GRIAL en 1996. La oferta fue algo más que cortesía cuando conocía mis diferencias y la repitió en alguno de los siguientes monográficos. Yo tenía una idea cruel sobre las cofradías de las revistas universitarias de la época y no me atreví a entrar en un territorio desconocido. No lamento otras colaboraciones que rechacé esos años, pero aquí perdí una ocasión de oro de conocer más al vecino de aula.

Nos quedan pocos textos completos en línea, sólo un par de pdfs en Dialnet y media docena más puedes recuperar como referencia a Bouzada en la biblioteca del Consello da Cultura Galega.
Además de la digitalización pendiente es importante destacar lo principal de obras como la de Xan para que otros no perdamos el hilo que estaban tomando sus proyectos. Sin las ideas y los textos de Bouzada no habremos superado del todo las políticas economicistas e individualistas en la conservación y proyección cultural.

También espero que su magisterio sea inmediatamente continuado por otros colegas de su departamento, en particular en la integración metodológica entre perspectivas funcionales-actoriales, perspectivas grupales y de redes y las perspectivas socioculturales, que compartimos también desde otras áreas de conocimiento y con las que nos enfrentamos a problemas sociales y teóricos similares.
Publicar un comentario en la entrada