14 marzo 2008

calentura religiosa

Si estuviera bajando la piedad entre personas sería fácil engordar bolas de nieve metiéndose con alguna Iglesia. Ese parece ser el juego de algunos artistas, de más de un publicitario.
En el terreno institucional no me meto, al fin es B2B (o business is business) y entre instituciones que se entiendan.
Pero como hace dos años con las imágenes de Mahoma me gustaría que se respetaran más las tradiciones, las creencias, las costumbres de las personas y de los pueblos. Repito que no defiendo institución alguna.
Pero hace dos años la BBC difundió las imágenes y levantó la polvareda que costó vidas humanas.
Ahora repite con una campaña de productos para el pelo que ridiculiza símbolos y actitudes cristianas, en el comienzo de la Semana Santa. No llegará la sangre más allá del río de los insultos. Las iglesias, los partidos... son el opio del pueblo.
La religión sólo es el extra intelectual que nos queda al comprobar nuestras limitaciones racionales, y la insuficiencia de la ciencia.
Otros lo llaman caos, misterio, .... las maravillas que quizá algún día conozcamos. O quizá nunca.

vía la blogosfera inglesa, y entre los más calientes Geoffrey K. Pullum en Language Log
Publicar un comentario en la entrada