31 marzo 2008

forma solitaria de ser social

Entre novelistas andan las expresiones. Y en la expresiones andan nuestros asuntos.
Nicholson Baker, no escribe otra novela cuando dice que las redes sociales crean adicción como "formas solitarias de ser social" (The Charms of Wikipedia)
José Antonio Millán, tampoco novela cuando cita el análisis de Baker y su deseo de que se conserve cualquier entrada que algún vez pasara por Wikipedia (Los encantos de la Wikipedia)
Juliana Boersner, atenta lectora y empedernida bloguera, tampoco navega mundo fantásticos, cuando se cuestiona Redes sociales, ¿”formas solitarias de ser social”?

Nuestras formas sociales, desde los ritos a las más informales celebraciones, pueden ser numerosas y tumultuosas. Una cosa puede ser lo que se ve, qué se oye. Muy distinto del acuerdo, de cuánto comparten. A las masas no es mucho lo que las une.

En comunicación interpersonal, ahora mediada por ordenador/computadora, podemos estar solos, con nuestros dispositivos. Más unido/as sin embargo con esos que leemos con frecuencia, con quienes comentan y comentamos, citamos, etc.
¿Charlamos tanto con nuestra/os amigo/as como con colegas en la Red?
Compartimos, de todo: cambio de hora, una semana llenita de reuniones, desear otro clima... En Twitter, LindeIn, Facebook... es difícil estar tan solo/as como cuando estamos mal acompañados, en tantas reuniones o celebraciones donde nos gustaría no tener que estar.

3 comentarios:

Casimiro López dijo...

Una forma solitaria de ser social no tiene nada de malo. Bien es verdad que el emisor está solo ante el teclado y la pantalla, y en su mente el mundo a descubrir, interrogar, reflexionar, comunicar en una palabra más justa. De ahí va a lo social, a esa red de redes que es internet, a ese mundo del blog en los que unos te llevan a otros, de esos otros a otros más complejos, y al final, como suele suceder pierdes el hilo conductor que te llevó hasta allí.
Sí a la forma solitaria de trabajo, pero nunca podrá con el ser social que es el ser humano.

Anónimo dijo...

Y a los que tenemos el software de la comunicación por Internet integrado es muy difícil cambiarnos. Sin darse cuenta, uno se convierte en un apasionado del blog, en lugar de leer El País acudes a una pluma que conoces por la red en la que depositas tu confianza, estás a la espera de comentarios de calidad y feedback constante...siempre buscando caerle bien a tus colegas y nunca cayendo en la soledad, de ahí que la frase me parezca fenómena: "forma solitaria de ser social".
En otro cajón metería a las relaciones que se dan en mundos como el fotolog o facebook (aunque como en todo, depende de su uso), donde se busca la comunicación "light", con un fin banal. SALU2 desde tierras nórdicas.

comunisferra dijo...

Casimiro, pareces tener lo social de fondo y sentir solitario tu trabajo. A mí me acompañas en este devaneo.
Roberto, un saludo desde el sur, no veo tan distintos los usos profesionales y relacionales de las redes. En el cotilleo, un uso extendido, no se quedan mucho tiempo... pienso.