05 marzo 2008

Titulaciones de despacho

Ya me han llegado varios rumores coincidiendo. Tienen pinta de esos rumores más verdaderos que lo que aparecerá publicado como noticia en los diarios.

Planes de estudio de carreras universitaria se están diseñando en los despachos. Pero de Comunidades Autónomas o de Vicerrectorados.
Puede ser miedo a una baja participación de profesores, alumnos y personal, quizá damos signos de no implicarnos en los procesos. La historia de los títulos universitarios precocinados es muy vieja en la universidad. Ha sido uno de los motores de su descomposición.

El guión europeo para unos grados modulares compatibles y articulados sugiere más bien lo contrario. Obtener la mayor información y participación posible para ayudar a un ajuste periódico de la universidad al ritmo de los cambios sociales y tecnológicos.

En el norte de Europa constan propuestas trabajadas y ambiciosas. En el sur vuelve a ganar el espíritu napoleónico centralista. Con el inefable Luis, "el grado soy yo".

En reformas anteriores los grandes departamentos se hicieron más grandes y las titulaciones más monocolores. Para facilitar la "racionalización" ahora los departamentos a callar. Que sea más sencillo para reconvertir el cáncer de profesores que están sangrando la financiación universitaria.

En este momento ha coincidido con una baja pasión por la gestión universitaria. Los cargos cada vez llaman menos a buenos profesores, que por otro lado tampoco tienen por qué ser a la vez. buenos gestores. Así que el cuadro de decanos no siempre merece la confianza de vicerrectores y dirigentes educativos. Y su consecuencia, nada como hágaselo ud. mism@.

El espíritu de los tiempos era hacer grados light. Que no nos quedemos con los descafeinados.
Publicar un comentario en la entrada