23 diciembre 2005

cerrado, fechado, pechado... por navidad

2004 fue el año de los blogs. Aún más y no sólo en cantidad lo ha sido aún más 2005.
Se ha repetido, quizá demasiado para la formulilla, que el blog o bitácora es un diario personal de navegación.
Es algo más que un cuaderno al que le llueven notas. Sí son e-reflexiones o irreflexiones que no quedan en los bolsillos y las contamos casi a diario.
No es personal, o de varios, aunque supone el esfuerzo y la dedicación de cada uno. Del que esboza un alzado en cuatro líneas como y del que se sumerge en la caspa de la conversación.
No nos damos mucha cuenta, pero en algo nos estamos construyendo al escribir y participar en blogs. Eso desde fuera quizá se vea presuntuoso. Observatorio, atalaya o azotea no lo son por su altura.
Hay otros dans en la red. En algo nos parecemos, como microsiervos, alienados del pixel (iso el pixel) y todo por una vecindad que se mueve por noticias y reacciones a tantos errores. Los primeros los nuestros, pero como nos gusta merodear y son muchos los que andan por lo mismo,
corregimos rumbo y xa sta ke pasa. A buenas horas va a ser todo trigo limpio. Como no nos curamos seguiremos abundando y para el que sean long tails de naderías que se busque su buen tun tun . Nosotros a lo nuestro.

Así que nuestro próximo Low Blogging o cerrado por vacaciones quiere ser temporal, diez días. Por prescripción facultativa de la cobertura rural (todavía pasa en Galicia). Esperamos volver en condiciones aceptables el 2 día del año 2006, también de los blogs.

(mis disculpas a los 60 millones no mencionados)

Para todos ¡FELICES FIESTAS!
Publicar un comentario en la entrada