22 enero 2009

al final blogs sustituyen a medios

Voy a magnificar el posible efecto de que La Casa Blanca se pronuncie en blog. Quizá sea éste un bonito destino para uno de los creadores de Facebook y potente factor del fenómeno Obama. En esta economía de la atención, con el tsunami informativo global me veo con licencia para estirar una posible conclusión de este nuevo blog que entra en directo en los superventas del A, en la blogosfera de culto.

Que nadie se equivoque, estos éxitos del blog no se deben exclusivamente a sus virtudes o a lo bien que los usamos los más adeptos.
Especialmente hay que agradecérselo a las empresas periodísticas y a los profesionales con poder en las redacciones (post de Carrie Lisa Brown, profesora de periodismo, que leí en la resistencia de los periodistas tiene sus motivos de Julio Alonso).

Inflaron tanto, y aburrieron, con el tabú digital (mentiras, porno, anonimato digital...), que ahora mires por donde mires el globo de la prohibición y demonización absurda revienta. Y sin mediación de lobby alguno, contra lo que nos tiene acostumbrado el periodismo de pago.

Se consolida un periodismo de fuentes, pero sin confudirse, ahora hecho desde las mismas fuentes informativas. Y con esa garantía de onda expansiva que da el imaginario colectivo "Obama".
  • ¿Cuántas cabeceras de la prensa pierden su "identidad", su cultura corporativa si instituciones, partidos, lobbies... pasan a comunicar con sus públicos directamente desde blogs?
  • ¿En cuántos países venimos hablando de medios cuando sus principales voces son cabeceras de partido, medios gubernamentales...?
  • ¿Cuántos medios locales, las pequeñas ediciones cercanas pueden garantizar su viabilidad y su independencia sin unos poderes fácticos vecinos?
Pero tranquilos los diarios digitales pueden seguir sin enlazar los orígenes de sus noticias.
Tampoco deben caer en el estilo coloquial e informal de los blogs.
Nada, tranquilos, esperaremos a las redacciones convergentes y a que en unas semanas nos pidais dinero por vuestros contenidos de pago.
Aquí estaremos. Para lo que querais.

6 comentarios:

Nuria dijo...

A mi me parece perfecto que Obama cree un blog, que los contenidos de su web sean copyleft, que tenga presencia en Facebook, etc. se supone que hay que avanzar hacia el comportamiento 2.0 no? la de Obama no la consideras una buena forma de hacerlo?

dan3 dijo...

Claro que me parece un paso adelante, Nuria.Lo que supongo es el impacto en otras fuentes institucionales y corporativas, que van a tener menos prejuicios para integrar blogs en sus webs.
El problema queda del lado de los medios periodísticos que están respondiendo con lentitud y complejos en su comunicacion con los ciudadanos. Y pierden un espacio en el que otros ya se están situando, nada más (y nada menos)

Nuria dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. De todas formas, aunque muchos medios periodísticos sean reacios a la comunicación directa (real)con el usuario y a "desvelar" sus fuentes, no les queda otra que dar el cambio un corto-medio plazo, si quieren sobrevivir. Antes o después "caerán de la burra", digo yo

leoygano dijo...

cEstoy completamente de acuerdo con lo dicho. A mi parecer llegara un dia en nos cobren por leer blogs y a lo mejor hasta por hacerlos. Saludos

Senior Manager dijo...

Pienso que hay suficiente espacio informativo, fuentes y espectadores, como para que haya cabida y convivencia entre los medios tradicionales y los blogs; de hecho me parece perfecto que incluso se intercambien roles en la comunicación y en el lengüaje, y que podamos contrastarlos cuando nos ofrecen el mismo contenido.
No sé, creo que no hay porque preocuparse si pasamos de una corriente a la otra y viceversa, me parece fantástico que podamos hacerlo. ¿no?
SM

dan3 dijo...

Nuria y Leo hay formas del periodismo que no están a la altura del hipertexto. Y en eso se va ganando a ritmo lento.
Senior M., bien por el intercambio de roles o la supervivencia de cabeceras, pero no está siendo una transición pacífica. El tabú digital por los periodistas old view ha desproporcionado el impacto inicial de los blogs y ahora pueden equivocarse sus aplicaciones más razonables.