05 enero 2009

Advertising seeks Expressions

Me he reído con el anuncio de Apple Box Productions: Impress me: un rubito de pelo lamido que apunta con el mando amenazante: impresióname (o cambio de canal, en Jenkins 2006, pág 64, 65). Es verdad: el marketing se obsesionó con medir impresiones, GRP's... con cuantificar audiencia. El año de ese anuncio, estudios y congresos reconocían que “click trough”, hacer click en un banner era insignificante. Y aún más, que el anuncio convencional se medía por encima de la verdadera atención que recibía. En esta línea me parece también valiosa el cambio sugerido por la mega central de compras Iniciative Media, de tener en cuenta “expressions” (pg 67 y 68.): “Expression charts attentiveness to programming and advertising, time spent with the program, and the degree of viewer loyalty and affinity to the program and its sponsors. (...) Expression may start at the level of the individual consumer, but by definition it situates consumption within a larger social and cultural context. Consumers not only watch media; they also share media with one another, whether this consists of wearingg a T -shirt proclaiming their passion for a particular product, posting a message on a discussion list recommending a product of a friend, or creating a parody of a commercial that circulates on the internet. Expression can be seen as an investment in the brand and not simply an exposure to it.”
Estas palabras, que suenan algo marketinianas, son de Henry Jenkins el director de estudios comparativos de medios en el MIT, en su libro de ejemplos y análisis de Convergence Culture, que recomiendo.

Cualquiera de las manifestaciones de un usuario, en gestos imágenes o palabras puede ser tomada por esta expresión que interesa a la publicidad como norte de su comunicación y libro de estilo de los tonos y formas que aceptamos como información comercial o que rechazamos como publicidad agresiva o intrusiva.

Publicar un comentario en la entrada