28 marzo 2006

Casos, videojuegos y formacion intelectual

Hay un sentido de aprender en un artículo de Wired que leo por otros sitios y con el que cada vez estoy menos de acuerdo.
You Play World of Warcraft? You're Hired! de John Seely Brown y Douglas Thomas, lleva de subtítulo Why multiplayer games may be the best kind of job training.
Se define una educación alternativa para el futuro: sustituir el aprender sobre por aprender a. No tengo nada contra la simulación y la preparación de reflejos para situaciones probables. Parece que les hace más eficaces a algunos soldados, pilotos... El aprendizaje por inmersión es la clave, defienden, para el aprendizaje de rutinas manuales, de reacciones inmediatas...

El videojuego es más divertido que resolver casos
No está muy lejos la formación por técnicas de casos y los intentos de transmitir experiencia sobre los que se montan muchos másters. Puede que sea la fórmula actualizada de la formación gremial en las técnicas y las artes medievales.
Ahora que tenemos tantas oportunidades de vivir la experiencia de otros compartiéndola en directo, narrada, y de otros modos, mediados y sin mediar, me parece pobre reducirla a unas cuantas situaciones previstas por los formadores. Por muy bien que se seleccionen. Los ejemplos se contaron desde antiguo entre los activos de los retóricos. Pero persuadir no siempre llega a convencer.

La inteligencia resuelve e inventa los nuevos
Me preocupa que nos acostumbremos a mensajes, que no nos sorprendan las modas del pensar. Podríamos olvidar a los maestros, a los que enseñan a pensar por uno mismo sin desconectarnos de la tradición ni del futuro. Incluso desde un punto de vista práctico y efectista. Necesitamos personas capaces de resolver problemas nuevos y todos esos que nos inventamos cada día. Vaya me ha vuelto a salir una vieja definición. La de inteligencia. Y tiene pinta de ser mejor arma que el "conocimiento reactivo". Sino volvemos al "que inventen ellos".
Publicar un comentario en la entrada