13 septiembre 2006

Coello apoya el lanzamiento de su novela con un blog

Si publicas cada semana un post con un capítulo (breve) de una novela puedes conseguir varias cosas.
- Que todo mucha más gente, distinta quizá de la que gusta pasear por las grandes y espaciosas librerías, otro público además de los que leen los suplementos de los diarios o las revistas culturales.
- Muchas otras personas, blogueros, conocerán el título de tu próxima novela. En estas semanas, estamos recibiendo por entregas los primeros capítulos de La Bruja de Portobello.
- Puedes abaratar la publicidad editorial. Porque interrumpidas estas primeras entregas, algunos querran saber como sigue la historia y pagarán por las otras dos terceras partes que le quedan por conocer.
- El autor en este caso, Paulo Coello, puede ir conociendo por qué algunos le aman, los más, u otros, los menos, le critican. Siempre gusta enterarse de lo que menos gusta de lo que uno escribe. Esta es la función que a mí más me destaca en los comentarios que ponen, una por ahora al menos, mayoría de admiradores.

Lo traigo como caso para políticas de comunicación. Desde una perspectiva más general me confirma en que los blogs no son sustitutivos, ni contrarios sino bastante complementarios. Todo está en encontrar la viabilidad que lo hace menos competitivos o antis y al mismo tiempo que puede dar más vida y permanencia a los mismos blogs.
Vía Mangas Verdes y Mariano Amartino (weblog sobre weblogs)
Publicar un comentario en la entrada