28 mayo 2012

Lo que hoy hacen las redes en educación

Me piden unos minutos para un vídeo colectivo con la pregunta:  ¿qué facilitan, que ofrecen, qué innovan las redes sociales en educación? Tengo en la cabeza estas ideas para cuando pueda grabarlo, pero como siempre, puedo revisar estas ideas si no parecen adecuadas. Gracias.

 Audio en dropbox, para descargar el audio desde g docs 


De la mano de José Luis Orihuela empecé con un blog de profesor en 2004. Después vinieron los blogs y wikis de alumnos con plataformas abiertas, algunas españolas... Y en los dos últimos años he experimentado el aprendizaje con una red social construida desde software libre por compañeros de la Universidad de Vigo, según ibamos probando y planteando posibilidades (balance de la experiencia).

Desde esta -aún corta- experiencia defiendo que las redes sociales representan un camino para hacer viable y más sostenible el sistema educativo. Esto no se ve en directo: los periodistas pensaron en los comienzos de los blogs que eran sus enemigos; hoy usan la tecnología blog para poder seguir ejerciendo el periodismo en medios más grupales y cercanos.

Aunque el viejo y arbóreo sistema educativo se tambalea hoy por esta crisis de crisis, como el resto de instituciones, tiene otras opciones. Como en 1880 o en la Gran Depresión resulta difícil mantener sus estándares y poder seguir mejorando. Una educación recortada cuenta con menos profesores, peor pagados y recibiendo más tareas y responsabilidades según se implanta Bolonia (EEES) u otro sistema industrial de calidad. Sir Ken Robinson (2010) Changing Paradigms (video)

Sin embargo, las actuales redes de profesores, con más implantación en educación primaria y secundaria, permiten crear y compartir mejores materiales; hacen llegar ideas y apoyos aunque se alarguen las jornadas de clase; y nos informan de innovación y experiencias, aunque disminuyan los cursos de formación y actualización. (Clay Shirky 2005 Institution vs Collaboration, vídeo)


En Jacqui Sharp
Pero la gran ventaja se encuentra en el uso personal de estas redes sociales. Para los alumnos (y los demás), las redes sociales representan un escenario ordinario de su comunicación grupal o local.  Ahora en las aulas simplemente pasan a extenderse a la comunicación con docentes y compañeros. Y no se trata sólo cháchara u otra mosca que distrae. Observo cómo las redes dejan una conciencia de que el aprendizaje es para toda la vida y que ha de ser diseñado por cada uno/a en sus distintas fases. La ética hacker y la filosofía de la colaboración se extiende por los grupos, desde la experiencia de aprender con otros, en sus mismos borradores, documentos, foros o muros. No se trata sólo de una ganancia  cuantitativa de recursos, fuentes o materiales. Las redes enseñan a evaluar calidades, a reconocer méritos y conocimientos. Nos acercan los intermediarios imprescindibles para un aprendizaje  aumentado exponencialmente por la disponibilidad de información y recursos.

Con referentes, amigos y seguidores  se forman unas organizaciones débiles, intermedias, alrededor de unos eventos, cursos o proyectos. Se construye una comunidad como señal de alternativas y posibilidades para una educación más allá de la enseñanza industrial. Que agota su ciclo y necesita ser reinventada para ser sostenible. Las redes sociales donde conviven alumnos y profesores representan lecciones gratuitas de organización y de sostenibilidad para los racionalizadores y legisladores de políticas educativas.
Publicar un comentario en la entrada