21 diciembre 2009

Reputación web, artículo aprobado para Área Abierta

En julio de 2010 se publicará el artículo REPUTACIÓN Y RESPONSABILIDAD DESDE WEBS CORPORATIVAS . La información de empresas regionales en busca de sus públicos en internet.
Lo he escrito con María Luz Álvarez Rodríguez y Susana Domínguez Quintas.


Ha sido aprobado por los revisores de la revista Área Abierta, que hemos escogido por ocuparse de estas cuestiones con más artículos que otras revistas españolas.

18 diciembre 2009

conclusiones del grupo E-gt41identidad-reputacion online IVCCS




Eje E - Economía GT- 41 identidad y reputación digital de empresas y profesionales (síntesis)


1. Resumen

Tema central
Tema o problemática central
 Este grupo de trabajo se plantea cuestiones a partir la evolución hacia medios digitales de la presencia de empresas y profesionales.
Los profesionales de la comunicación pueden tener más o menos experiencia en redes pero falta formación y acreditación sobre competencias digitales.

La planificación de la comunicación corporativa se encuentra falta de experiencia y temerosa de su participación en medios y redes sociales.

Con estas carencias, la puesta en común de experiencias y estudios resulta más vinculante aún para tomar decisiones, y sobre todo, para que la intervención digital sea más precisa y profesional.


El grupode trabajo aprobó 7 comunicaciones que pueden ser una muestra de las perspectivas y  preocupaciones en torno a la identidad y la reputación online. Ha tenido cerca de un millar de visitas y ha encadenado 23 conversaciones en su foro, excluyendo las intervenciones en otros foros o en los foros  generales y las sesiones plenarias.

Contextualización de las comunicaciones
Contextualización de las comunicaciones aceptadas.


El fondo de las comunicaciones a este grupo de trabajo menciona la evolución en internet de los medios de comunicación, que enfoca directamente una comunicación. Otras dos encaran la identidad y la reputación en la actualidad por una evolución progresiva de la dirección de comunicación en organizaciones. No sólo con una gestión de imagen más actualizada hacia los medios de comunicación digitalizados. También abierta a proporcionar información para difundir imagen por los medios sociales. Pero la mayor parte de aportaciones se han centrado directamente en las peculiaridades y ejemplos de la reputación alcanzada en redes digitales.
  • Daniel Martí Pellón expone en Desarrollo web de la imagen corporativa cómo hasta hoy hemos medido la imagen por la presencia en medios de comunicación de las marcas. La mención social en las redes digitales amplía el alcance de la información corporativa. Portales y web coporativas pasan a ocupar nuevas responsabilidades en la gestión digital de la imagen corporativa y en las funciones de los dircom.
  • Hugh Macdonald narra unos cuidados y detallados casos de gestión 2.0 de imagen en organizaciones deportivas. Muestra la eficiencia de esta comunicación así como sus riesgos y consecuencias por defecto o mala gestión en Professional sporting organisations and image management in the Web 2.0 era.
  • María Luz Álvarez Rodríguez se ocupa de situar la reputación online en el escenario de los medios sociales. No es fácil distinguir imagen de reputación. Pero la autora situa correctamente el juicio o la estimación reputacional en la opinión de los stakeholders, en los testimonios y palabras de los públicos internos y externos de las organizaciones, junto a los interesados y grupos o asociaciones próximas o afectadas. Una asunción creciente de las responsabilidades económicas, laborales, sociales, medioambientales de las organizaciones... facilitan una mejor reputación. Pero la comunicación de esa reputación exige una presencia, confiada y sincera en los foros, blogs y el resto de medios sociales.
Balance del foro de debate
Temáticas y conversaciones abiertas en los foros. Se espera un resumen de las conversaciones en los foros de grupos de trabajo, dependiendo la extensión de este resumen de la cantidad y extensión de estos debates.  (extensión recomendada 10-30 líneas)
Han sido repetidos los dilemas de nuestra inexperiencia en la comunicación digital relacionada con la reputación en las conversaciones en los foros.

Parece que la informalidad facilita la cercanía y la transparencia.

Pero estas mismas virtudes en la ética hacker de los medios sociales, puede ser considerada como defecto para ser Community Manager de una marca reconocida.
No toda la conversación social es negativa para una gran marca, pero exige reformas en su identidad, acciones organizacionales para que la comunicación y la conversación tengan respaldo.

Los casos mostrados eran claros y no se han generado controversias más allá de diferencias de punto de vista o de matiz.
Mayor escepticismo aparece en los resultados organizacionales o incluso con respecto a la profesionalización de quienes se ocupen de las redes sociales.
La importancia de las crisis o de las oportunidades, también para personas individuales o pequeñas organizaciones, están ahí.

Quizá una de las elípsis, no dichas pero latentes en algunas intervenciones, esperan que mientras las organizaciones se den cuenta o actúen para acercar menciones y profesiones a sus intereses, pueden consolidarse perfiles y anillos de referencia reconocidos en medios sociales con los que tengan que negociar las marcas en un futuro, posible y quizá no lejano.


2. Conclusiones y propuestas

Crisis analógica, futuro digital
¿De qué modo se ha respondido en el GT y en la temática concreta de vuestro GT a la pregunta al título “marco” del congreso “Crisis analógica, futuro digital”? (extensión recomendada 8-12 líneas)
Está clara la crisis analógica, en concreto en la devaluación de imagen en medios convencionales, como en la televisión o en la prensa, en crisis financiera y de públicos.
La voz de las instituciones y de las empresas aparece ahora en el caudal ruidoso de las conversaciones sociales en todo tipo de redes en internet.
No es futuro digital. Los casos en las comunicaciones y en los foros han demostrado que es presente.
El futuro queda indefinido en cuanto a la actitud de la empresa y del resto de organizaciones.
Influenciadores, coordinadores, moderadores...están ejerciendo funciones eficaces en colectivos que aúnan intereses, comparten sentidos e intercambian servicios.
También los profesionales reflexionan y se presentan en los medios sociales sobre sus funciones y posibilidades.
Parte de los riesgos y oportunidades han quedado claros en los casos y comentarios presentados.
En cuanto competencia trasnversales y en proceso no se definen por planificación.
La experiencia cada vez más extendida de la interacción representa el capital y el conocimiento compartido.
Contamos con eso como presente digital, como el que ha aportado la IV versión del Cibercongreso, pero el futuro depende de lo que construyamos juntos.
Más allá de lo que permitan o quieran controlar las leyes sobre Internet, sobre las empresas o sobre las persona

Conclusiones
La posición de comunicantes y comentaristas en cuanto a la importancia y consecuencia de la reputación en las redes digitales es coincidente.
También son bastantes coincidentes en cuanto a las oportunidades para profesionales y empresas.
Como otras expectativas relacionadas con tecnologías anteriores, precisan de consolidación, formación y socialización las imprescindibles competencias digitales.
La experiencia está siendo un grado para quienes se encuentran en foros, blogs y otros medios sociales en estos primeros años.

Pero convive con obsoletas ideas de gestión de imagen y con generales o incluso utópicas nociones de la reputación que se puede conseguir en y con internet..
La construccion y la colaboración entre quienes perciben este estado de cosas es clave para la consolidación de oportunidades profesionales.
No defraudar las expectativas sociales sobre la posible reforma de organizaciones y culturas exige de los mediadores e influenciadores un respeto y una consideración exquisitas de los grupos o públicos que conceden y revalidan el reconocimiento reputacional, tanto para una persona como para empresas, instituciones u otras organizaciones.


Directrices y propuestas
Desde el área de vuestro GT y de su temática concreta, ¿qué propuestas, directrices, etc., creéis que podrían elevarse a las administraciones y a los gobiernos?
No se han acordado intervenciones o colaboraciones inmediatas que son las de mayor eficacia en estos primeros años de internet.
Terminado el Congreso gobiernos europeos están intentando "amordazar" los medios sociales, por miedo a no poder controlar los agentes y focos de incidencia en reputaciones, ya en algunos casos maltrechas.
La falta de iniciativa en los medios sociales hacia la intervención en marca e imagenes corporativas, así como la ignoracia de las empresas de sus menciones en redes sociales, mantiene artificalmente separados ambos mundos, con resultados negativos en casos de crisis, cuando se saltan las barreras y colisionan ambos imaginarios paralelos.
Acciones "externas" como un abusivo control o una legalización injusta impuesta para defender situaciones obsoletas, puede catalizar reacciones y enfrentamientos que no son el modo más adecuado para ir  apropiando socialmente un conjunto de tecnologías.
Una política más atenta, la virtud de la audición tan propia de la experiencia online, facilitaría aprovechar las oportunidades en beneficio de tod@s.
El arte del gobierno no debe seguir la música utópica entonada por sirenas digitales. Pero reventará contra las rocas igualmente si pretende reducir el ciberespacio al predio de pasto para sus abotargadas ovejas.

11 diciembre 2009

relaciones públicas, monográficos en Razon y Palabra 70 y Trípodos


Hace dos años una revista académica de comunicación proponía un monográfico de relaciones publica. La revista española Sphera Pública en su número 7  incluía un artículo de James G. Hutton explicando que las relaciones públicas van más allá de la comunicación y que la reputación (como tal) no es gestionable. En él Paul Capriotti demandaba algo más de esfuerzo teórico para justificar esta inacabada disciplina, en concreto, con el apoyo en la tradición de la interacción, donde se mueve la relación con stakeholders.

La revista Trípodos número 24, se centra en las relaciones públicas internacionales.  Introducido por los Grunig aclarando que en el escenario actual es más complicado separar lo internacional de lo global. A pesar de la amplitud, las relaciones públicas mantienen el enraizamiento local porque es en la esfera de relación habitual, como dice Enric Ordeix, donde radica cualquier legitimidad, incluso la mas extensa y amplia.
El número actual de Razón y Palabra, que será el 70, combina declaraciones de relacionistas latinoamericanos con larga experiencia junto a textos más académicos. He seleccionado una decena de citas de estos artículos en ComuniSfera (en Tumblr).
Sobre la fundamentación de las relaciones públicas creo que la revisión conceptual que recoge Paul Capriotti en éste número 70 de RyP nos devuelve a la indefinición.
Siguiendo a (Fombrun. 2001: 293; Gotsi y Wilson. 2001: 29) afirma Paul que la reputación resulta de la comunicación con los stakeholders de las organizaciones. Pero añade que la base conceptual de la idea de reputación es la misma que la base nocional del concepto de imagen en comunicación corporativa.
Cuando Capriotti estuvo en mi Facultad dando su curso de doctorado hace unas semanas, hablamos de estos temas, como es comprensible. Y creía entonces que manteníamos también cierto acuerdo en sus diferencias. Aunque cada vez autores defiendan que la imagen y la reputación son construcciones de los receptores.
Creo que hay diferencias en la percepción global obtenida a partir de la información y publicidad leída en medios de comunicación y portales institucionales o corporativos. A esta percepción lectora venimos llamando imagen corporativa (por ejemplo, aquí o aqui).
Sin embargo la conversación en blogs y otros medios sociales, sobre los servicios públicos y los productos de consumo, extienden la experiencia de usuario/as con sus grupos y comunidades. Esta microcomunicación (o meso comunicación según su tamaño) también incluye stakeholders o públicos interesados en la actividad y vida de las organizaciones, institucionales, empresariales o del tercer sector.
La evaluación y la estimación que supone un juicio de reputación estará fundada también en informaciones mediáticas, pero se fía y cuenta más con las conversaciones, aunque sean digitalmente mediadas. Solo tiene cierto sentido recuperar en este contexto, la "gestión de imagen" cuando se trata gestión de interacciones en blogs corporativos o institucionales, sometidos a criterios editoriales y de participación bien especificados.

En los medios sociales  más autónomos, cuando no personales e indepedientes del todo, no se pretende imponer los criterios editoriales corporativos, y los asuntos se tratan desde los puntos de vista de los interlocutores. Por ejemplo, en este blog, la línea editorial la marca el programa de un curso de comunicación corporativa aprobado por una universidad, pero la participación depende del interés que susciten las cuestiones para mis estudiantes, para otros profesionales o para cualquier persona a la que interese esta entrada.
Quien no está de acuerdo en que la reputación se forma por este intercambio en socialmedia es libre y bien recibido. Los de este curso mantenemos nuestro interés en seguir aprendiendo. Y como se trata de comunicación, parte de la cuestión se resuelve conociendo hacia dónde se desplazan las bases nocionales de nuestra conversación y de nuestro interés. Como la reputación se ha desplazado tanto desde el anterior contexto de los medios, pensamos que ahora la reputación nace más en los medios sociales que en las revistas corporativas o en las intranets de las organizaciones.

01 diciembre 2009

una etapa de la publicidad en Pontevedra

Pontevedra sale en el mapa. En el de la publicidad. Los principales creativos de primeras agencias españolas, han viajado a la capital de las Rias Baixas. Y se le ha visto encantados con la participación del público y los comentarios en medios y en los blogs de profesionales gallegos.

Con ayuda de algunos publicitarios locales, el mérito de poner a Pontevedra en el mapa de la publicidad es del profesor Chechu Pérez Seoane. El patrocinio del Vicerrectorado de Campus demuestra lo necesario que es en estas ciudades menores donde las instituciones políticas y financiera, como en la ciudad del Lérez, tienen otras prioridades antes el conocimiento y la juventud. Las jornadas Fálame do Teu encaraban a dos primeras figuras cada tarde de los lunes de noviembre ante una muchachada de distintos cursos de publicidad y profesionales que se desplazaban a la Casa das Campas, una de las más antiguas del casco histórico de Pontevedra, hasta ocupar el último rincón del torreón.


Cada tarde, dos estrellas de la publicidad española reunidos con un moderador y parapetados tras sus Macs disparaban los mejores ejemplos de carreras de décadas, ayer durante dos horas y media sin movimiento en las butacas. Quitando las series  encadenadas, la selección individual de espots y los comentarios han dado un repaso a la historia reciente en estos documentos cargados de sentido y hasta tarareados.

Desde el tren de vida del primer lunes, al me gusta conducir en videoarte de ayer, un recorrido por los pasajes audiovisuales por los que deberían pujar los museos. En las sonrisas y gestos de los espectadores, quedaba claro que el tiempo y la circunstancia no quita un gramo de sentido al elenco de la mejor publicidad. Hecha por los primeros anunciantes con las agencias madrileñas y barcelonesas que se han rodeado de precisos especialistas en música, localización, iluminación, casting... Fálame do teu perfila dos caras, pero también el vaso de maravillas y esencias de la publicidad profesional hecha en España.

Cuando hace unos 15 años empezamos Publicidad en la Facultad de Pontevedra queríamos que en Galicia la comunicación no se hiciera por ensayo - error, pero que tampoco se llamara sólo publicidad a los carísimos segundos de la industria cinematográfica, que las multinacionales pagaban en la Avenida Madison.

Y ahora que parecen desaparecer las salas de cine, y las televisiones generalistas de nuestros salones, hemos podido ver y disfrutar otra publicidad que ha respondido a los problemas de comunicación de unos anunciantes, pero también con las sensibilidades de una época.

Las nuevas carreras encajan mal en la universidad tradicional. Cuando empiezan a consolidar cierto aprendizaje, cambia el escenario social y de medios de comunicación.  Así que parte del oficio del futuro publicitario será mantenerse siempre como estudiante. Porque como te pasen de aprendiente a maestro quedas en el carpetazo histórico.

Y ahora a ver cual será la siguiente publicidad. Porque vienen ensayando unos medios y en unas comunidades virtuales que pueden estar más al alcance del resto de anunciantes y agencias en el Estado. Seguro que será distinta como lo ha sido la española de la estadounidense. Pero no debería perder el punto artístico, al menos en sus principales ejemplos. Lo digo por el entusiasmo para siguientes generaciones. Y tampoco estaría mal que siguiera siendo en esta encantadora villa-ciudad del Lérez.