18 diciembre 2009

conclusiones del grupo E-gt41identidad-reputacion online IVCCS




Eje E - Economía GT- 41 identidad y reputación digital de empresas y profesionales (síntesis)

1. Resumen

Tema central
Tema o problemática central
 Este grupo de trabajo se plantea cuestiones a partir la evolución hacia medios digitales de la presencia de empresas y profesionales.
Los profesionales de la comunicación pueden tener más o menos experiencia en redes pero falta formación y acreditación sobre competencias digitales.
La planificación de la comunicación corporativa se encuentra falta de experiencia y temerosa de su participación en medios y redes sociales.

Con estas carencias, la puesta en común de experiencias y estudios resulta más vinculante aún para tomar decisiones, y sobre todo, para que la intervención digital sea más precisa y profesional.


El grupode trabajo aprobó 7 comunicaciones que pueden ser una muestra de las perspectivas y  preocupaciones en torno a la identidad y la reputación online. Ha tenido cerca de un millar de visitas y ha encadenado 23 conversaciones en su foro, excluyendo las intervenciones en otros foros o en los foros  generales y las sesiones plenarias.

Contextualización de las comunicaciones
Contextualización de las comunicaciones aceptadas.

El fondo de las comunicaciones a este grupo de trabajo menciona la evolución en internet de los medios de comunicación, que enfoca directamente una comunicación. Otras dos encaran la identidad y la reputación en la actualidad por una evolución progresiva de la dirección de comunicación en organizaciones. No sólo con una gestión de imagen más actualizada hacia los medios de comunicación digitalizados. También abierta a proporcionar información para difundir imagen por los medios sociales. Pero la mayor parte de aportaciones se han centrado directamente en las peculiaridades y ejemplos de la reputación alcanzada en redes digitales.
  • Daniel Martí Pellón expone en Desarrollo web de la imagen corporativa cómo hasta hoy hemos medido la imagen por la presencia en medios de comunicación de las marcas. La mención social en las redes digitales amplía el alcance de la información corporativa. Portales y web coporativas pasan a ocupar nuevas responsabilidades en la gestión digital de la imagen corporativa y en las funciones de los dircom.
  • Hugh Macdonald narra unos cuidados y detallados casos de gestión 2.0 de imagen en organizaciones deportivas. Muestra la eficiencia de esta comunicación así como sus riesgos y consecuencias por defecto o mala gestión en Professional sporting organisations and image management in the Web 2.0 era.
  • María Luz Álvarez Rodríguez se ocupa de situar la reputación online en el escenario de los medios sociales. No es fácil distinguir imagen de reputación. Pero la autora situa correctamente el juicio o la estimación reputacional en la opinión de los stakeholders, en los testimonios y palabras de los públicos internos y externos de las organizaciones, junto a los interesados y grupos o asociaciones próximas o afectadas. Una asunción creciente de las responsabilidades económicas, laborales, sociales, medioambientales de las organizaciones... facilitan una mejor reputación. Pero la comunicación de esa reputación exige una presencia, confiada y sincera en los foros, blogs y el resto de medios sociales.
Balance del foro de debate
Temáticas y conversaciones abiertas en los foros. Se espera un resumen de las conversaciones en los foros de grupos de trabajo, dependiendo la extensión de este resumen de la cantidad y extensión de estos debates.  (extensión recomendada 10-30 líneas)
Han sido repetidos los dilemas de nuestra inexperiencia en la comunicación digital relacionada con la reputación en las conversaciones en los foros.
Parece que la informalidad facilita la cercanía y la transparencia.
Pero estas mismas virtudes en la ética hacker de los medios sociales, puede ser considerada como defecto para ser Community Manager de una marca reconocida.
No toda la conversación social es negativa para una gran marca, pero exige reformas en su identidad, acciones organizacionales para que la comunicación y la conversación tengan respaldo.
Los casos mostrados eran claros y no se han generado controversias más allá de diferencias de punto de vista o de matiz.
Mayor escepticismo aparece en los resultados organizacionales o incluso con respecto a la profesionalización de quienes se ocupen de las redes sociales.
La importancia de las crisis o de las oportunidades, también para personas individuales o pequeñas organizaciones, están ahí.
Quizá una de las elípsis, no dichas pero latentes en algunas intervenciones, esperan que mientras las organizaciones se den cuenta o actúen para acercar menciones y profesiones a sus intereses, pueden consolidarse perfiles y anillos de referencia reconocidos en medios sociales con los que tengan que negociar las marcas en un futuro, posible y quizá no lejano.

2. Conclusiones y propuestas

Crisis analógica, futuro digital
¿De qué modo se ha respondido en el GT y en la temática concreta de vuestro GT a la pregunta al título “marco” del congreso “Crisis analógica, futuro digital”? (extensión recomendada 8-12 líneas)
Está clara la crisis analógica, en concreto en la devaluación de imagen en medios convencionales, como en la televisión o en la prensa, en crisis financiera y de públicos.
La voz de las instituciones y de las empresas aparece ahora en el caudal ruidoso de las conversaciones sociales en todo tipo de redes en internet.
No es futuro digital. Los casos en las comunicaciones y en los foros han demostrado que es presente.
El futuro queda indefinido en cuanto a la actitud de la empresa y del resto de organizaciones.
Influenciadores, coordinadores, moderadores...están ejerciendo funciones eficaces en colectivos que aúnan intereses, comparten sentidos e intercambian servicios.
También los profesionales reflexionan y se presentan en los medios sociales sobre sus funciones y posibilidades.
Parte de los riesgos y oportunidades han quedado claros en los casos y comentarios presentados.
En cuanto competencia trasnversales y en proceso no se definen por planificación.
La experiencia cada vez más extendida de la interacción representa el capital y el conocimiento compartido.
Contamos con eso como presente digital, como el que ha aportado la IV versión del Cibercongreso, pero el futuro depende de lo que construyamos juntos.
Más allá de lo que permitan o quieran controlar las leyes sobre Internet, sobre las empresas o sobre las persona

Conclusiones
La posición de comunicantes y comentaristas en cuanto a la importancia y consecuencia de la reputación en las redes digitales es coincidente.
También son bastantes coincidentes en cuanto a las oportunidades para profesionales y empresas.
Como otras expectativas relacionadas con tecnologías anteriores, precisan de consolidación, formación y socialización las imprescindibles competencias digitales.
La experiencia está siendo un grado para quienes se encuentran en foros, blogs y otros medios sociales en estos primeros años.
Pero convive con obsoletas ideas de gestión de imagen y con generales o incluso utópicas nociones de la reputación que se puede conseguir en y con internet..
La construccion y la colaboración entre quienes perciben este estado de cosas es clave para la consolidación de oportunidades profesionales.
No defraudar las expectativas sociales sobre la posible reforma de organizaciones y culturas exige de los mediadores e influenciadores un respeto y una consideración exquisitas de los grupos o públicos que conceden y revalidan el reconocimiento reputacional, tanto para una persona como para empresas, instituciones u otras organizaciones.

Directrices y propuestas
Desde el área de vuestro GT y de su temática concreta, ¿qué propuestas, directrices, etc., creéis que podrían elevarse a las administraciones y a los gobiernos?
No se han acordado intervenciones o colaboraciones inmediatas que son las de mayor eficacia en estos primeros años de internet.
Terminado el Congreso gobiernos europeos están intentando "amordazar" los medios sociales, por miedo a no poder controlar los agentes y focos de incidencia en reputaciones, ya en algunos casos maltrechas.
La falta de iniciativa en los medios sociales hacia la intervención en marca e imagenes corporativas, así como la ignoracia de las empresas de sus menciones en redes sociales, mantiene artificalmente separados ambos mundos, con resultados negativos en casos de crisis, cuando se saltan las barreras y colisionan ambos imaginarios paralelos.
Acciones "externas" como un abusivo control o una legalización injusta impuesta para defender situaciones obsoletas, puede catalizar reacciones y enfrentamientos que no son el modo más adecuado para ir  apropiando socialmente un conjunto de tecnologías.
Una política más atenta, la virtud de la audición tan propia de la experiencia online, facilitaría aprovechar las oportunidades en beneficio de tod@s.
El arte del gobierno no debe seguir la música utópica entonada por sirenas digitales. Pero reventará contra las rocas igualmente si pretende reducir el ciberespacio al predio de pasto para sus abotargadas ovejas.
Publicar un comentario en la entrada