01 febrero 2007

mis intangibles en la gestión del conocimiento

La gestión del conocimiento se presta al manoseo periodístico que anda poniendolo de moda.

En blogs se trata con interés y experiencia particular, como estos días


Parece que no va el gráfico interactivo de La Vanguardia. Se puede ver en el post de Domentalista,

Como los grafícos tienen un particular impacto deseo dialogar con la vueltas que da Marcos Ros a la cuestión. Podemos mantener, por reciclaje y conservacionismo, las cuatro esquinas en el círculo de la gestión del conocimiento.
Marcos relaciona los vértices de la gestión con la empresa, el ser humano, la tecnología y el documento. Añado la ciencia y la cultura, que está en "diseminar", recoger, organizar y asimilar.
Creo que equivocaría la imagen, si relacionamos operaciones en el flash con los agentes propuestos por Marcos.

Descubrir algo como información depende de la formación que cada una/o tenga. Y los mismo para el resto de operaciones.

En este sentido, pongo en la base de la gestión del conocimiento la gestión científica y la gestion cultural ( si se consideran distintas). Y no creo que esta gestión pueda ser responsailidad de una disciplina o institución. Mientras se vea si la netciencia alcanza alguna congruencia o complementariedad, necesitamos utilizar criterios de evaluación y referentes que mantengan algún valor mientras revisamos nuestras disciplinas e instituciones de conocimiento.
Esas son las herramientas invisibles, pero también las más activas en todas las fases o procesos de gestión del conocimiento.

Esta base no es comienzo ni término, porque la gestión del conocimiento no es sólo unos procesos. Pero cuando se alcanza un nuevo estadio o cuando se reconfigura esta base, el resto de operaciones pasan a destacar otras interacciones, se incorporan y se desechan criterios, se cambian categorías...

El peor servicio que le podemos hacer a la gestión del conocimiento es encerrarlo en el corporativismo de un perfil o colegio profesional.
Eso fue el gran proyecto de la ciencia neoclásica y ya no queda unitaria ni la matemática ni la física ni nada. Se han astillado en ciencias o ramas prácticamente independientes, es decir, incomunicadas.
También fue otro gran proyecto el de la especialización de titulaciones universitarias. Y ahora no hay mercado ni sociedad que sepa qué hacer con esos títulos.

A pesar de mi oscuridad habitual, espero que se entienda que no comparto mi sentido de gestión del conocimiento, con ninguna especialidad, orientación, grado o distinción.
Entiendo que es una de las misiones más importantes que las personas, organizaciones o instituciones pueden plantearse en estos tiempos y exige la generosidad y el esfuerzo de todos.
Quedará como proyecto pernicioso, como la ciencia sometida y la universidad desorientada, si no mejoramos nuestros sistemas, la gestión documental, la producción y gestión de información, y la selección, evaluación e integración de conocimientos.
Como se trata de un planteamiento de bases o de fundamentos estos intangibles que planteo están para ser tocados a cualquier nivel de discurso o de interés que encuentre el que los lea.
Publicar un comentario en la entrada