12 junio 2006

Arquitectura de información tampoco es mal nombre

La entrevista a Eduardo Manchón en Diario de Las Palmas, de G.C. (escaneada) es de esas en la que el periodista quiere una síntesis de presentación del presente, de lo importante y del futuro de Internet en unos minutos. Así que tampoco hay que pedir explicaciones judiciales cuando celebras el día que el titular se parece con lo que decías.
En uno de sus párrafo, viene a decir Eduardo que la arquitectura de información es cosa de documentalistas. En el resto de sus respuestas destaca la evaluación, la usabilidad ... poniendo el punto de mira en las exigencias para el diseño actual de espacios compartidos en red.
La reproducción de la entrevista en qweos, amplifica los comentarios entre blogmentalistas como Véase. (Ante el decadencia de "arquitectura de la información" tendré que quitar algún tema de mis programas docentes y quitar lo de blogquitectos de mi blogroll).

Desde mi rincón, los sistemas de información se han desarrollado entre multitud de disciplinas en una especie de transversalidad universal que antes sólo conocía en cuestiones como la comunicación. Por eso el comunicador es algo apátrida. Y en el momento actual cada vez serán más los extraterritoriales y outsiders. La arquitectura de información aporta soluciones al crecimiento de las webs y facilita manejarse entre las masas documentales, de variados formatos. El trabajo en interfaces mejora presencia, prestaciones. El trabajo con usuarios ajusta pretensiones y objetivos a la realidades que podemos alcanzar en estos meses.
Nadie es imprescindible. Pero tampoco las especialidades son autosuficientes. Hay que gastar más energía y experiencia en formar e integrar equipos que en apuntarse a bandos de unos o de otros. Así veremos cuántas buenas ideas de lo nuestro vienen de "los otros".
Publicar un comentario en la entrada