16 septiembre 2014

leer, construir y explicar imágenes (iconografías)

Una especialidad en la dirección de comunicación -y en cualquier otro ejercicio de la competencia dialéctica- consiste en "saber leer imágenes": encontrar la relación entre alusiones gráficas o motivos visuales con ideas y conceptos que, en la intención de los autores y en el acabado de la pieza, forman parte "explicita" de una composición visual.

En la escuela de Panofsky, dedicada a la interpretación de obras de arte singulares, la iconografía reúne operaciones que ya superan ese estadio precientífico de la imagen que no ve más allá de una fenomenología o descripción amateurs, resultado de una simple observación declarativa. La iconografía es, en cambio, un auxiliar científico; se apoya en textos de autores, mecenas, críticos,... para destacar el valor o el peso singular de algunos componentes semánticos en una obra de arte.

Con la multiplicación de fotos, vídeos y gráficos en la actual cultura de la imagen no sólo disponemos de repositorios de imágenes inmensos como instagram o you tube. Contamos además con cierta "iconografía automática" con la información meta (fecha, cámara, tarjeta, programa, lugar...) que acompaña a cada texto visual en estas plataformas. Dando importantes datos técnicos y de situación, la "iconografía directa" de imágenes digitales necesita un complemento contextual  para alcanzar el estatuto iconográfico.

En discursos mayoritarios y en el ejercicio profesional de una dirección de comunicación completa el contexto de tantas imágenes el evento o hashtag que las convoca y agrupa. En el caso de flujos de muchas imágenes se pueden tratar como análisis de discurso sin necesidad de una atención pormenorizada a comentarios, salvo la repetición de temas y etiquetas que justifica reunirlas. Tal iconografía ampliada reduce el valor documental de las declaraciones sobre las imágenes, usando su misma cantidad y seriación como refuerzo de perspectiva, manifestación de una tendencia emergente o una moda, etc.

Una iconografía particular o crítica se fija en números de imágenes, en general menores, y los relaciona con unos determinados grupos y comunidades locales, de interé o simples particulares, que las producen, transforman y distribuyen. Estas iconografías reducidas se parecen más a la interpretación contextual de las piezas al estilo que Panofsky parece explicar la iconología. Ver las opiniones sobre imágenes en grupos permite encontrar encargos, intenciones, ocasiones... como en las cartas de la iconografía histórica sobre artistas clásicos. Con este tipo de "pruebas" y testimonios se pueden sugerir o concluir interpretaciones de imágenes personales o colectivas en comunidades en redes sociales. Las más destacadas merecen la atención y el tratamiento iconológico que los historiadores han dado a algunas obras de arte. Pero en el caso digital como propuestas visuales con sentidos explicitados en su mismas producción y distribución.


Ampliación con una antología de citas sobre contextos y teorías en torno a la imagen
Publicar un comentario en la entrada