27 junio 2012

competencias básicas en perfil de comunicador

Han cambiado algunas cosas desde 1994 en que el periodista Fernández Areal se hizo cargo del decanato de la carrera de publicidad y relaciones públicas en la #FCSC (U.Vigo, Pontevedra). Llegamos a la XV promoción recordando un leitmotiv de los comienzos: formarse como "comunicadores polivalentes". Todavía a finales del s. XX el periodismo y la publicidad peleaban por un protagonismo que ni Bolonia ha reconocido. Hoy, de quedar algún área en la liza, tiene más posibilidades de gobernar una comunicación integral quien conozca y sepa dirigir las distintas relaciones públicas. Y eso que esta disciplina de comunicación con los públicos tiene menos reconocido su estatuto científico y profesional que otras áreas tan jóvenes como ella. Así que tras el tsunami de la crisis cobra realismo el viejo grito de guerra "comunicadores polivalentes". Quede claro que esos profesionales no los demanda el mercado, no los piden los maltrechos medios o agencias. Va más en la línea de establecer unidades de supervivencia laboral con aquellas relaciones mínimas para salir adelante haciendo comunicación y otras cosas que harán falta.
competencia creativa
Como decía más de una en sus blogs, ha sido un periodo de experiencias bastante radicales. También se puede sacar un  balance académico desde la perspectiva de la "promoción definitiva" como se califican las de la XVª. Salvo que no encontremos otra cosa, no se demanda una formación especializada; porque es demasiado cara y da menos de lo que promete. Salvo contados casos, no pueden transmitir experiencia ni doctrina en tanto máster sobre lo que está pasando y aún falta por consolidar.
Esto no hace más cierto que haya que volver a lo básico literario, a las artes y a las humanidades. Eso, como la ética, es imprescindible; pero Salamanca no lo presta. Se mira al mercado laboral. Y podemos considerar competencias básicas aquellas que permitan desarrollar un trabajo de comunicación  con suficiente valor y reconocimiento profesional. El honor y los ideales se suponen, como decía el ejército y otras instituciones del siglo pasado. Pero no deben reducir la formación universitaria en esas destrezas que capacitan más para servir a proyectos viables.
competencia analítica

En el perfil del/a comunicador/a:
- debe haber una capacidad para abarcar un entorno de comunicación con alguna simplificación cuantitativa,
- debe haber cualidades interpretativas y creativas sobre los mensajes que circulan en él,
- un conocimiento de los interlocutores y los tipos de agentes en relación,
- así como las condiciones para llevar la comunicación de todos a los mejores resultados y logros para sus participantes.
No es que en la Facultad hayamos consolidado la formación en cada una de las destrezas básicas, pero como en otros centros supongo, se identifican mejor que hace unos años las destrezas y conocimientos que podrían dar cierta autosuficiencia en comunicación. 

competencia directiva
El camino que estamos depurando sobre lo que es imprescindible o conveniente para la comunicación contemporánea se debe ir concretando, a la vez, cómo esas destrezas básicas que organizan el plan de nuestras asignaturas (el próximo curso).  En la mitad de las prácticas, los alumnos deben ejercitar estas competencias:
  • encontrar los datos abiertos sobre audiencias locales, identificar imágenes más visibles, representar en un diagrama la comunicación local y perfilar los grupos de intereses locales
  • ejercitar formas de representación y visualización, con crítica, análisis de relatos y gráficos y transformación creativa de la comunicación textual y visual
  • identificar los asuntos o temas de interés, interpretar los símbolos y las alusiones de otros discursos, conocer los diferentes contextos en una comunicación concreta y saber reunir colaboradores para proyecto puntuales
  • reconocer protagonismos en la comunicación, conocer y tratar las distintas sensibilidades en una comunicación local y ser capaz de concentrar atención y actividad en acciones locales.
competencia comunicativa
Ejercicios como los que pienso tienen que servir para completar y asentar cuatro competencias que debe adquirir y reunir quien quiera ser reconocido y vivir de la comunicación. Son las competencias analítica, creativa, comunicativa y directiva. Hay listas más largas y en algún artículo yo mismo me extendí. Pero los cursos son cortos y la medida de los progresos a plazo debe estar clara. Así que lo simplifico y dejo algunos ejemplos en las imágenes que recojo para la práctica en cada una de las que hoy me parecen competencias básicas en comunicación.

Otro motivo, didáctico, de reducir a tres o cuatro competencias (agrupando funciones y roles cercanos), es que el año que viene en la mayor parte del curso pediré la colaboración de los alumnos para hacer grupos pequeños con las distintas competencias al hacer cada práctica. Aprender cooperando vamos.
Publicar un comentario en la entrada