10 diciembre 2008

El futuro del periodismo es la web (E. Meditsch)

La clase con el profesor Eduardo Meditsch por videoconferencia tuvo esta mañana un cuarto del público convocado. Formulé las preguntas que me pasaron y otras mías que fueron surgiendo. El tema era la recuperación de la denominación de origen, del periodismo en grupos y líneas de investigación. Las teorías clásicas en el periodismo son mediáticas y la comunicación actual sólo es mediada por interfaces. Se propuso una recuperación del espíritu o de la filosofía periodística. Como en otras ciencias sociales no tiene mucho sentido hablar de formación periodísitica ante un mercado de medios que se encoge, cuando la digitalización está abriendo puertas al amateurismo voluntario de bajo coste. También otros profesores de escuela y de la profesión defienden como Meditsch la formación universitaria como ayuda para "coger el oficio" y como garante para un ejercicio más libre del periodismo. Citó ejemplos de periodismo universitario en su propia Facultad que los medios no han querido o no han podido instaurar.
La pregunta de algunos alumnos sobre si este ejercicio se vería contrapesado por un salario quedó en el aire. Los grupos mediáticos, como otras empresas, tienen modelos de negocio insostenibles, a pesar de la reducción de costes que tecnologías alternativas instauran con la digitalización. "El futuro está en la web" se repitió de nuevo. Pero no en las formas más web de la web. A las preguntas sobre periodismo ciudadano, una de las realizaciones que puede estar más cerca de la socialización y la calidad reclamadas por Paulo Freire se enfrenta a la costumbre social de la acreditación. Tampoco Mario Kaplún ponía muchas condiciones a la participación de la gente reconociendo lo difícil que es de conseguir. Pero los profesionales y los formadores de comunicadores no aceptan un harakiri sin garantiizar que haya saber y cauces para una libertad de expresión que consiga la información imprescindible para que pueda darse democracia.
Para la radio, asentada en la información conservada o en la música acompañante y para el nuevo usuario multitarea, veía Meditsch un futuro algo menos oscuro que el que presentaba yo en mi curso. La visión complementaria desde otros escenarios de investigación, con currícula y condicionanes políticos diversos ha sido uno de los objetivos logrados en este intercambio transatlántico. Al menos para los asistentes no queda la monocorde voz docente sobre asuntos tan inciertos y en los que se dirimen las expectativas de futuro profesional de nuestros estudiantes.

Noticia en el diario digital de la Universidad de Vigo.
Publicar un comentario en la entrada