19 diciembre 2008

un poco menos blogueros pero no menos enredados

Estos días de no escribir aquí murieron algunos posts.
¿Ya no los quiero como antes? ¿Ni un minutito por la noche?
El pequeño mundo de las notas tampoco es importante. Sólo son posts.
Donde fijas la mirada, el asiento de una opinión. Un nudo a las intuiciones, sospechas, ilusiones... Quedaba en el hatillo antes de evaporarse.
La vida de los artículos en blog convulsiona. Nunca quise que fueran hojas de un libro, con lo que me gustan los bosques...
...parece un destino de épocas pasadas. Tiene más derecho a ser libro si es diálogo entramado. Y si ordenamos y acoplamos notas plurales.
Los grupitos digitales y el mensajeo pueden estar jubilando este blogueo particular de temporada. Siempre hay otras, muchos más que se lanzan a probar.
Además de actividades extaordinarias y rollos administrativos la culpa de mi pereza bloguera al tienen las redes y tuits. Me entusiasmé pudiendo ver las fotos de nombres que sólo me sonaban. Y eso de que me cuenten su opinión, si algo no les gusta, es que me vuelve loco. Tengo problemas de memoria y con las redes empiezo a fijar los nombres que no conocí mientras trabajamos juntos. Las preguntas que no salieron, las opiniones que se guardaron están ahora en los pequeños anillos que de vez en cuando puedo ver.
Parece que el instanteo ayuda algunas formas de conocimiento. Pero como dice alguna Publikada seguirán haciendo falta los posts en buenos blogs
Publicar un comentario en la entrada