28 mayo 2004

Guía de estilo, libro de estilo: de textos, de hipertextos, de sedes web, de interfaz: tecnol�gica, gr�fica, redaccional...

Esto de la e-comunicación, no ha resuelto nuestros problemas para entendernos. Si no nos ponemos más de acuerdo en los términos y los significados seguiremos discutiendo cada uno de lo suyo.

Luis Villa titula un artículo Guías de estilo: diseño, normalización y usabilidad. Clara y justificada defensa de lo necesarios que son para conocer la situación tecnológica de una organización y desarrollar las aplicaciones que vaya necesitando. Todo en la línea de la norma y reglamento para saber por dónde andamos.

Además de la descripción de los elementos normativos que debe incluir el estilo del interfaz, Luis se afana en que no lo confundamos con la usabilidad ni con el aspecto, el diseño o la estética del IGU. Lo que menos me gusta es que titule guía de estilo y luego hable de Libro de estilo.

A lo largo de los 90 se ha ido definiendo la guía de estilo matriz, la guía del hipertexto en línea, sobre todo por los esfuerzos de Tim Berner en W3C. Creo que éste es el paraguas conceptual de la guía de estilo para el interfaz.

Las normas que contienen las guías de estilo se han ido desplazando hacia cuestiones editoriales de contenido, redaccionales y estilísticas con las guías para sedes web. que han seguido, en muchos casos al pie de la letra, la de Lynch y Horton (primero para Yale), prologada por Lou Rosenfeld: guia de estilo web.

En España, muchos de los aspectos estéticos incorporados en las guías de estilos de grandes sedes, se debe al éxito de propuestas como la de Antonio Fernández Coca en conferencias y libros (uno ya titulado Guías de estilo gráfico para la World Wide Web (Pedro Cuesta Morales y José Luis Martínez Orge, 2001.ISBN: 84-95780-04-6).

Las normas editoriales y redaccionales tiene más antigüedad. Eran libros o manuales de estilo para el buen decir desde Aristóteles y Horacio. En el castellano de los medios de comunicación, marcó un hito el Vademecum del español urgente de la agencia Efe, que ha corregido sólo algunas de las erratas y rutinas de periodistas, políticos, alumnos además de los redactores de ésta y otras agencias de noticias.

Por aquello de la transversalidad de nuestros asuntos en la e-comunicación a que se refieren los comentarios al artículo en Alzado, aclaro que faltan otras perspectivas, interactivas e hipermediales, en los libros de estilo y tendrán que incorporarse desde las organizaciones y la experiencia empresarial más al día.
Mientras nos puede llevar hacia otros términos como procedimientos o protocolos, sirva esta guía de estilo web.

Otro post reciente.
Publicar un comentario