03 octubre 2013

¿cómo va eso de profesionalizarse en comunicación?

Tras medio año (4abril013 Estado de la Comunicación, desde el balcón [post]), no se notan cambios en la marcha de la comunicación profesional. Según mis colegas enlazados y desde la terraza de este noroeste gallego, aún tardará la primavera, el otoño de la comunicación continúa. Los puestos creativos siguen renovando las agencias, al menos por rotación, y copys y relaciones públicas amplían la oferta de servicios de consultoría más profesional en redes sociales.  Cuentas y planificación como dirección de comunicación tienen escollos importantes para llegar al necesitado mercado de la comunicación en y con pequeñas empresas y organizaciones locales.

Como en meses anteriores la sección de arte publicitario sigue siendo ventanuco, todavía no es puerta en condiciones, por donde entrar en empresas de comunicación. Sin embargo, por el tipo de creatividad que se contrata se pide más. Sin distancias entre diseño gráfico y web. Y de paso se pide manejar fotografía, destrezas para la edición audiovisual en bajo presupuesto, algunas capacidades en visualización... Sería de desear que estos accesos tan cualificados quedaran abiertos a otros desempeños profesionales, al menos igual de necesarios entre las demandas actuales de comunicación en pequeñas empresas y organizaciones locales (por ejemplo, monitorización y planificación, gestión de comunicación en redes sociales o dirección estratégica de comunicación).

Desde el autoempleo -con todos los riesgos y las pocas compensaciones que tienen los autónomos- en los últimos meses se han creado pequeñas consultoras de comunicación en las ciudades más grandes de Galicia. Unas consultoras que sólo son noveles en el tiempo, ya que reúnen profesionales con experiencias previas en servicios de contenidos que agencias mayores cobran caro o no desean continuar ofreciendo.  En general son servicios basados en trabajos de copy publicitario o de gabinete de comunicación. Pero a los que se intenta incorporar multimedia, analítica y otras dimensiones de una comunicación con verdaderos parámetros profesionales. Es clara la aproximación de estos perfiles consultores a las relaciones públicas. El marketing ha cerrado demasiado el foco sobre el cliente y en redes sociales satura tanto como la repetición publicitaria en televisión. De todas formas como consultoras de pequeñas organizaciones más que relaciones públicas llevan comunicación con grupos de interés en determinados productos y servicios locales.

Vistas las agencias gallegas que cierran (o casi), así como otras fusionadas o convertidas en delegaciones de "grupos nacionales", no se puede decir que mejore la sección de cuentas. La tónica de contratación de publicidad sigue cayendo arrastrada por los descensos de audiencias en medios convencionales. Y aunque los datos sean nacionales, el peso de los resultados se nota más en la periferia que en Madrid. Sí se contrata publicidad online, pero no al ritmo de la que se pierde. Y demasiado old communication buscando sólo posicionamiento y tráfico. Faltan ejemplos que demuestren la transformación del anuncio clásico en una comunicación comercial más abierta y adecuada a la formación de opiniones en medios sociales.

En las delegaciones regionales de Dircom poco movimiento puede haber, salvo por las fusiones y la concentración de las grandes empresas. Se abrirán a marcas propias de comunicación local. Las consultoras tienen por delante convencer al pequeño empresario para que integre la comunicación en sus proyectos y estrategias. Lo necesita pero no se dan cuenta. En el reciente Manual de la Comunicación por la Asociación de Directivos de la Comunicación de España vemos que la dirección de comunicación en pequeñas empresas, la menos representada en  Dircom, se trata como compendio entre comunicación exterior e interior. Desde el trabajo en la calle habrá que perfilar y concretar mejor cómo se hace comunicación verdaderamente directiva a partir del encuentro y la cooperación con seguidores locales y en redes sociales.

Para perfilar proyectos en primavera tendremos que ver cómo avanzamos hacia la convertibilidad entre el diseño gráfico y el multimedia, en experiencias de comunicación local entre marcas comarcales y asociaciones o grupos, en la gestión profesional con datos e informes en el momento y también en la integración de comunicación estratégica en el quehacer empresarial. Volveremos entonces sobre la comunicación y sus actuales figuras profesionales.
Publicar un comentario en la entrada