27 julio 2007

Las opciones del subordinado. Nuevos medios y poder

Este verano poco. Pero otros comparten mi afición a la lectura filosófica en verano, mejor junto a un río. Eugenio Martínez Rodríguez cuenta su lectura de Foucault en Tinta Digital: uno, dos
y tres.
Su elección ha sido el libro Discurso y Poder en la Antigua Grecia, donde Foucault trata de los caminos para una ética de nuevo cuño, pero desde las bases de nuestra civilización. ¿Qué poder tiene el subordinado, cuáles son las formas de contestación cuando el sistema no deja muchos cauces? La cháchara de café, el rumor de pasillo, el boca-oreja por los aledaños de las organizaciones son todas formas de parresía.

Creo que son muy buenas las tres entradas de Eugenio y sólo discrepo en algo de la tercera. Yo no confío en una reforma de los medios de comunicación, como Chomsky. Y tampoco creo que se consiga el quinto poder que reclama Ignacio Ramonet. Su idolatrado Canal Sur es otro cuarto poder, sólo que lo tienen los que a él le invitan y amplifican.

No. Toda esta crítica de los que no mandan, ya la había hecho Foucault con acierto. Han de ser otros medios con estructura industrial diferente los que realmente puedan ser alternativos. En mi dedicación a los blogs eso es lo que veo. Uno de esos discursos menores que Foucault entrebuscó desde complicados fragmentos de la antigua grecia, pero que también podemos sondear en algunos usos blogueros de las nuevas redes.

Naxos me llevó a esta entrada y tiene escritas también buenas notas sobre la comunicación en torno al poder de los que lo sufren y sostienen. Con ocasión de unas conferencias de Frédéric Gros en la UNAM en febrero pasado. Habla de las cuatro dimensiones de la verdad y de la función vital del coraje en el curso de 1983 y en esta obra: 4, 3, 2, y 1.

No me queda mucho tiempo para libros. Pero con estos aperitivos me siento veraneando
Publicar un comentario en la entrada