04 abril 2016

(interminables) conversaciones metodológicas

Hace cinco años se quejaban Martínez Nicolás y Saperas de falta de claridad en el apartado de metodología de investigaciones publicadas en España. Tengo la impresión de que el paso del tiempo tampoco ha arreglado ésto. 

Seguimos hablando de diseño y métodos de investigación aunque nos apuntemos a la más clásica de las escuelas académicas. Y es que el contexto no para. No caduca la inteligencia, no se nos hace obsoleta, por suerte, para percibir e interpretar el escenario cambiante. Se nos quedan viejos los modelos, los esquemas. En las complicadas culturas de las sociedades contemporáneas, en cuanto quedan claras unas categorías... les queda poco. Menos aún si las ensalza Google Trends.

Algunos de los dilemas investigando

Está en cuestión, y debe cuestionarse aún más, que todo se tenga que resolver entre cuantitativo y cualitativo, o, simplemente con su reunión.

Las técnicas de investigación, con sus herramientas, aportan todo un contexto de objetivos, facilidades, prestaciones... lo que debe ser aceptado o corregido ajustándolo a cada investigación.

El marco, las revisiones y ajustes y la aplicación definitiva de unas técnicas de investigación componen la parte nuclear de un propuesta metodológica, pero su norte y su contexto es justamente lo que define cada método investigador.

No por ser cuantitativos los estudios macro producen resultados y visualizaciones relevantes.

Entre las metodologías explicativas (más analíticas) y las metodologías más interpretativas hay tensiones centrípetas y centrífugas opuestas. No cabe una triangulación directa entre una técnica analítica cuantitativa y un análisis cualitativo de discurso, porque operan en dimensiones diferentes. Es triangulación interdisciplinar, o incluso poliperspectivista, la que remata un recorrido metodológico y sigue después una orientación distinta buscando mejorar las soluciones y comprensión de los complicados fenómenos sociales.

Hay estudios micro y de caso que no rascan la superficie de la complejidad que encaran.

Es grave si la ciencia renuncia a transformar e innovar. Como cuando se encierra en lo explicativo y en lo comprensivo (que es mucho más que cantidad y cualidad). La confirmación del presente puede parecer a unos más interesante que la versión histórica y comprensiva que escogen otros científicos. Pero una mera crítica sólo sería queja sin aplicaciones a la vista. La ciencia se transforma en arte cuando apunta futuros posibles y proyectos viables.



otros posts en el blog sobre cuestiones de diseño metodológico

  1. la historia y el contexto deben establecer qué perspectiva teórica pretende desarrollar una investigación; los estudios que no especifican entorno teórico parece que sólo ejercitan unas prácticas analíticas para grupos y líneas de investigación precedentes
  2. el diseño de una metodología y los ritmos de sus técnicas de análisis responden en los resultados a las hipótesis que plantea el estudio
  3. la parte interpretativa y operativa valida el alcance del trabajo y relaciona sus conclusiones con el contexto investigador y sus posibles aplicaciones


Según la actitud científica personal o de un grupo, perseguimos explicar, comprender o transformar algunos fenómenos de la realidad que nos interesan más y ponemos en el foco de la investigación.
De estos tres sentidos y valores que cada una da al trabajo científico derivan tres grandes líneas metodológicas: 
  • los métodos explicativos propios de los estudios causales en ciencias naturales y sociales; reducen problemas humanos y sociales con técnicas analíticas cualitativas, también cuantitativas cuando simplifican estudios macro o con colaboradores nacionales e internacionales que puedan trabajar sobre variables similares
  • los métodos comprensivos o interpretativos, más antiguos en ciencias humanas y recuperados tras las pasadas crisis epistemológicas, enfrentan la complejidad humana y social
  • posibles métodos uso de técnicas exploratorias.

no hay por qué completar el trabajo teórico para comenzar el trabajo de campo, el análisis de caso o de lo que trate la investigación.

en  ciencias sociales la metodología es un programa, pero no se resuelve siguiéndolo sin más; revisiones y correcciones forman parte del trabajo de campo como de la revisión nocional de aspectos teóricos
Publicar un comentario en la entrada