25 noviembre 2011

Gracias a los alumnos de comunicación del curso pasado

Una "informalización" relativa de la enseñanza universitaria de comunicación ha aumentado el interés, la actividad y la cooperación, y, durante más tiempo y entre más alumnas y alumnos, comparados con rendimientos generales en el curso inmediatamente anterior sin red social. La cantidad de ejemplos y de información recuperada y recomendada por los alumnos supera ampliamente la cantidad y calidad de referencias en sesiones presenciales y en trabajos presentados individualmente por el alumnado en otros cursos.
Con la comunicación informal el clima general mejora, pero se necesita delimitar un espacio de intervención, por el problema de la indefinición del campo de conexiones en red, para moderar diferencias o conflictos personales que de la convivencia en las aulas en alguna ocasión pueden trasladarse a las discusiones y a la evaluación negativa del trabajo de compañeros en la red.
Hay intereses minoritarios o diferencias personales que pueden ser menos visibles en la atención a los grupos más numerosos y productivos. Es difícil evaluar interesantes aportaciones individuales que se pierden en el ruido de la actividad o que no son comentadas o seguidas por compañeras en el flujo continuo e importante de comunicaciones y de información en los grupos de la red social.
El ajuste a contenidos y estilos más informales pero adecuados a una comunicación profesional mejora en pocas semanas y puede superar defectos y rutinas de la comunicación corporativa vigente.
Usos informales de las redes no garantizan el aprendizaje de criterios de análisis y evaluación profesional de calidad de contenidos y productos para la comunicación.
La escucha y el reconocimiento de comunidades emergentes o de públicos potenciales no se desarrolla espontáneamente y se debe completar con una formación que adiestre para esta monitorización de redes sociales.
Destacadas manifestaciones creativas y comunicativas no llegan a constituir grupos efectivamente colaborativos. Con esta estrategia informal no se puede, al menos en el plazo de un curso semestral, concluir proyectos o prototipos comparables a las tareas y actividades profesionales. Para obtener todos los beneficios de la informalidad en la innovación hemos de buscar otras vías que la integren en las actuales enseñanzas de grado y de máster en comunicación.
Daniel Martí Pellón (2011: 166-167) Aprendizaje informal de comunicación. Ejercicio de competencias comunicativas en red social. Revista ICONO 14, ACTAS Nº A6, 2011, pp. 159 - 168. Madrid (España). Recibido: 22/09/2010. Aceptado: 30/12/20  ISBN 978-84-938070-8-5   ISSN 1697-8293
Publicar un comentario en la entrada