20 mayo 2010

Transición rectoral en la UVIGO

En mi universidad el próximo rector será Salustiano Mato. Desde hace cinco mandatos en Vigo más que elecciones lo que hay es sucesión, cuasi monárquica. Una vez nombrado el heredero, gana. Aunque ésta vez sólo sea por 3 puntos de diferencia. No hay que olvidar que la campaña de Jaime Cabeza fue inteligente y quizá más comprometida, pero eso no importa ya. De nuevo contemplamos una entrega de testigo.

A diferencia de otras victorias esta debería sugerir al equipo entrante un cambio de estrategia y que para variar se gobernara para todos. Sé que es difícil y que no hay mucha tradición de eso. Pero no sé si coincidirán conmigo en que la universidad no se merece que vuelvan al olvido de los despachos gente valiosa que se ha comprometido con esta institución en decadencia y con sueldos congelados, ahora aún más  reducidos.

La institución en general se juega su credibilidad y su futuro. Por no mencionar lo que beneficiaría a jóvenes talentos gallegos y gallegas una política unionista, abierta, integradora, transparente... (sólo por recordar los eslóganes sagrados de los gobernantes perennes en la última quincena de comicios). Sé que es un reto superior a gobernar con un déficit galopante. Soy de los que olvidaría todas las promesas en infraestructuras y urbanizaciones a cambio de una devolución constante de ideas, de organizaciones y de empresas según las necesidades de la sociedad gallega, portuguesa o vecina en general. Llevan años prestándonos esperando que la universidad algún día se lo devolvería con creces. No estaría de más que además de gobernar fuéramos responsables.

Suerte a los que entran y mis sinceros deseos para que colaboren como si ganaran los que esta vez casi lo consiguen.
Publicar un comentario en la entrada