15 septiembre 2004

M�s semi�tica de los efectos por Eliseo Ver�n (y diferencia con el recepcionismo)

Eliseo Ver�n ha publicado un nuevo ensayo de semi�tica, Fragmentos de un tejido con art�culos de 1971 a 1994. Este fecundo e influyente semi�logo del audiovisual, de la publicidad y de los medios de comunicaci�n no cuenta con muchas textos en la red. Alguna selecci�n de sus �ltimas �pocas (en distintos formatos) se puede encontrar en la "V" de Acibulper.wecindario.com, en la secci�n de cl�sicos en castellano. Otro art�culo muy citado Entre la epistemolog�a y la comunicaci�n se encuentra Infoam�rica en su selecci�n de art�culos de comunicaci�n
Una rese�a-comentario de Fragmentos de un tejido aparece en el blog C�tedra de Semi�tica, 5/9/2004, titulada : Buscando la semiolog�a perdida. Hacia una teor�a de la recepci�n. Seg�n Pablo Mancini, Eliseo Ver�n en esta recopilaci�n se separa de la semi�tica de los sesenta ocupada en autodefiniciones y debates sobre el m�todo, de la semiolog�a m�s aplicada de los setenta enraizada en la enunciaci�n y en la producci�n del discurso como clave para el conocimiento de la comunicaci�n hasta una tercera generaci�n semi�tica propuesta por Ver�n desde art�culos ya antiguos y que centrar�a la comunicaci�n en la recepci�n y tuvo mayor influencia desde los a�os ochenta.
Sin entrar a historia m�s detallada de la semi�tica tambi�n es conocida una calificaci�n algo diferente de esas d�cadas de la semi�tica en Semi�tica de la publicidad por Jos� Manuel P�rez Tornero y ampliable con las opiniones que recogi� a�os despu�s en la Revista An�lisi 7/8 (catal�n, 1983).
Tambi�n matizar�a el t�tulo de esta rese�a ya que conviene conocer las diferencias con el recepcionismo o est�tica de la recepci�n que convive con la semi�tica de los setenta e influye en las siguientes. La teor�a de la respuesta lectora se considera fundada por Hans Robert Jauss, a partir del discurso de apertura que pronunci� en 1967 en la Universidad de Constanza, aunque puede haber sido m�s conocida en el mundo hispano por las traducciones de Wolfgang Iser, Manfred Naumann o Stanley Fish.
La semi�tica se proclama en el n�cleo del conocimiento cient�fico, pretendiendo el mayor rigor posible en la investigaci�n de la literatura, la imagen, las ciencias sociales... La hermen�utica que sigue a Gadamer, como el recepcionismo, rechaza la explicaci�n cient�fica en favor de una experiencia m�s integradora como es la interpretaci�n. El juego del lector o espectador se sit�a as� en el n�cleo de la textualizaci�n. Las dos perspectivas se aproximan en conceptos y esquemas en torno al lector (in f�bula o impl�cito) y en la concepci�n social tanto de la comunicaci�n como de la investigaci�n. Me parecen necesarias precisiones similares para no sacar inmediatamente a los textos de su contexto propio. Una vez conocido y discutido que cada cual se lleve sus conclusiones a donde le plazca, como siempre.

Para los que esta meditaci�n trascendente resulte extra�a y lejana, aconsejo jugar con el hipertexto de Marcela Castro los libros de arena. La cascada de enlaces planteada como un juego, esconde una arqutiectura de antecedentes hipanoamericanos de la literatura hipertextual en los que hay m�s de est�tica de la recepci�n que semi�tica. Sobre todo, hay una experiencia de navegaci�n, m�s ligera que la reflexi�n sobre m�todos, pero que no creo desmerezca ("Le jeu est l'indefinissable ce que la pens�e ne peut concevoir" George Bataille).
Publicar un comentario